abc Radio


Enfrenta TPP futuro incierto, por el ascenso al poder de Trump

  • Lunes 26 de diciembre de 2016
  • en Finanzas

SANTIAGO DE CHILE, Chile. (Notimex).- El futuro del Acuerdo
Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) suscrito por
México y Chile entre otros países es cada vez más incierto por
la casi segura ausencia de Estados Unidos (EU), conforme anunció
el presidente electo de ese país, Donald Trump.

Tras arduas negociaciones de más de seis años en más de 20
mesas de trabajo, el TPP fue ratificado en febrero de 2016, en
Auckland, por Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Estados Unidos,
Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y
Vietnam.

El acuerdo prevé que las 12 naciones tendrán dos años para
tramitar el TPP en sus respectivos congresos, a fin de cumplir la
fecha establecida para su entrada en vigencia, el 4 de febrero de
2018, una meta sin embargo que se alejaría por el triunfo de Trump
en noviembre último.

El director del Centro de Estudios Internacionales de la
Pontificia Universidad Católica de Chile, Jorge Sahd, aseveró que
Perú, México y Chile se verían afectados por un fracaso del TPP,
pero recordó que esos tres países, más Colombia, conforman la
Alianza del Pacífico.

“Siendo la Alianza del Pacífico la octava economía del
mundo, una mayor vinculación con la zona del Asia y con los 49
países observadores, sin duda, creará oportunidades para
diversificar mercados”, señaló el académico en una
publicación del Centro.

Añadió que, “si bien (Chile) cuenta con acuerdos bilaterales
con los restantes 11 países, el TPP sí generaría beneficios
adicionales”.

Según estimaciones del Peterson Institute for International
Economics, al año 2030 el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile
sería un 0.9 por ciento más alto con la firma del TPP.

El profesor de Derecho de la Pontificia Universidad Católica
precisó que, además, “la inversión de Chile en el extranjero
aumentaría en un 1.7 por ciento y las exportaciones en un 5.0 por
ciento, lo que para ciertas industrias no dejaría de ser
relevante”.

Un eventual rechazo del TPP “significaría perder la
posibilidad de acceder con reglas comunes y modernas a un mercado
de más de 800 millones de personas, que representan un 38 por
ciento del PIB mundial y el 25 por ciento del comercio”, dijo
Sahd.

Casi con la seguridad de que EU dejará el TPP bajo la era
Trump, el resto de los países que negoció el documento ha
manifestado que se trata de una “decisión soberana” del nuevo
Gobierno, y ha descartado desechar la idea de enterrar el
acuerdo.

El canciller chileno Heraldo Muñoz, por ejemplo, enfatizó hace
unos días que este país continuará su apertura comercial al
mundo en un marco de integración donde no tiene cabida el
proteccionismo.

Respecto al TPP en particular, Muñoz afirmó que los países
que lo negociaron tienen la voluntad de avanzar, aunque reconoció
que tras las declaraciones de Trump “el TPP tal cual lo conocemos
ahora con Estados Unidos no será posible”.

Varios sectores políticos y empresariales ven inviable a su vez
un TPP sin EU, y se inclinan hacia la conformación de un esquema
comercial donde China podría tener un papel protagónico.

Y es que el TPP, para que entre en funcionamiento, requiere la
aprobación de las economías que representan al menos el 85 por
ciento del PIB de los firmantes, algo prácticamente imposible sin
la presencia de EU o Japón.

De esta forma, sólo queda esperar que Trump llegue al poder, el
20 de enero próximo, y anuncie en forma oficial su postura
respecto al TPP, lo que marcará la agenda de la integración
Asia-Pacífico.