abc Radio


Exportar e importar, el justo balance entre los actores involucrados del TLCAN

  • Miércoles 16 de agosto de 2017
  • en Finanzas

Hoy dan inicio las rondas de re-negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y los actores involucrados están cerrando filas y unificando criterios para así tratar de defender sus intereses y darse a la tarea de modernizar uno de los Tratados más importantes del mundo.

Primero fueron los EU, quienes a través de un documento emitido por su representante comercial, hicieron públicos sus objetivos para la renegociación. Documento en donde se detalla, entre otras cosas, que se busca – principalmente – reducir el déficit comercial, equilibrar las condiciones del empleo y la eliminación del capítulo 19 del Tratado. Por su parte, La Secretaría de Economía también entregó un documento al Senado de la República – aunque éste último no fue de carácter público – en donde se especifican cuáles son los puntos que formarán parte de la agenda de México durante las rondas de negociación.

Se reporta que en dicho documento se indica que la prioridad del gobierno mexicano será mantener el libre acceso a bienes y servicios; elevar la integración de mano de obra entre los países miembros de tratado y fortalecer – o al menos retener – las condiciones actuales en las industrias manufacturera y automotriz.

exportar-e-importar-el-justo-balance-entre-los-actores-involucrados-del-tlcan_1

Por último, Canadá apenas mostró ayer sus objetivos; pero ha mostrado su molestia ante la sugerencia de la eliminación del mecanismo de solución de controversias existente (Capítulo 19) – que a propósito fue aportación canadiense al tratado – y ha incluso amagado con dejar del tratado si este es suprimido.

En el panorama general, Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones mexicanas (en 2016 se alcanzó una cifra de 302 942 MDD, lo cual represen-ta un 81% de las envíos mexicanos a otro país); Canadá representa el mayor socio comercial de los Estados Unidos (265 928 MDD – 21%); y para Canadá, Estados Unidos también representa el mayor destino de exportaciones (296 538 MDD – 76 %) lo cual evidencia lo mucho que está en jue-go en estas negociaciones; pues hablamos de los socios comerciales más importantes entre los países signatarios.

Sin embargo, EU ve esta evolución como un factor negativo, pues dicho crecimiento ha ocasionado que tenga un déficit comercial bastante considerable con México (Actualmente de casi 123 Billones de Dólares) y de ahí que se haya planteado como objetivo el reducirlo.

GRÁFICOS: ELIHU GALAVIZ. FOTOARTE: ABRAHAM SOLÍS

GRÁFICOS: ELIHU GALAVIZ. FOTOARTE: ABRAHAM SOLÍS

Sin embargo, disminuir el comercio con un país no es algo que pueda ser establecido de forma directa en un tratado; así que EU buscará cumplir este objetivo a través de la modificación de otros aspectos del tratado; como la eliminación de barre-ras no arancelarias a productos americanos en territorio mexicano.

Así, EU estaría buscando reducir el balance comercial negativo con México no a través de la reducción de importaciones desde dicho país; sino a través del incremento de sus exportaciones hacia territorio nacional.

Esta estrategia parece complementarse con la sugerencia de la eliminación del Capítulo 19 de Tratado (relativo a la solución de controversias) pues así, los conflictos tendrían que ser llevados a otras instancias internacionales – las cuales represen-tan procesos más largos y burocráticos – y mientras son resueltas, se podría seguir con las operaciones comerciales, beneficiando al país exportador.

GRÁFICOS: ELIHU GALAVIZ. FOTOARTE: ABRAHAM SOLÍS

GRÁFICOS: ELIHU GALAVIZ. FOTOARTE: ABRAHAM SOLÍS

Cabe mencionar que puede ser polémico que EU sea quien sugiera la eliminación del mecanismo de solución de controversias, pues de los 146 casos presentados ante ella, 100 han sido bajo demanda de ellos; y tan solo 46 han sido llevados ante tal instancia por México y Canadá (23 ca-sos cada uno). Sin embargo, tal posiciona-miento podría ser parte de un plan mayor, o podría ser también un “bluff” por parte del gobierno americano para ver qué puede recibir a cambio de la preservación de dicho capítulo en el texto del tratado.

Así, después de analizar la postura de cada país, parecer ser que los tres convergen en cuanto a qué es lo que se tiene que negociar; sin embargo, las ideas de cada país en cuanto a cuál debe ser el resultado, distan mucho entre sí.

exportar-e-importar-el-justo-balance-entre-los-actores-involucrados-del-tlcan_5

Ante este escenario, la pregunta sería ¿Serán capaces los tres países de dejar – parcialmente – sus intereses individuales a un lado, y establecer objetivos conjuntos? Una oportunidad se presenta en el tema laboral, en donde México ha expresado su voluntad de promover una mayor integración; lo cual parece ser una idea opuesta a la postura americana, y en donde incluso uno de los objetivos establecidos por su gobierno es el de equilibrar las condiciones laborales entre los tres países; y así evitar que la actividad manufacturera migre hacia donde dichas condiciones representen menores costos para las compañías.

Cabe mencionar que, actualmente se puede distinguir una brecha importante en materia laboral si comparamos los indicadores de los tres países; sobre todo en el tema salarial. La modificación en materia laboral implicaría un beneficio para todas las partes; pues en materia social en México, representaría una mayor calidad de vida para los trabajadores y a nivel empresarial, representaría un riesgo menor de fuga de industria manufacturera para Estados Unidos y Canadá. Asimismo, a cambio de aceptar esta modificación, México podría negociar algún beneficio en cuanto a la integración laboral entre los países y cerrar el tema con ganancias en las 3 partes. Este sería el tipo de resultados que esperaríamos ver al finalizar las rondas de negociación del tratado; sin embargo, el camino es largo y solo lo podremos concluir con el tiempo.

exportar-e-importar-el-justo-balance-entre-los-actores-involucrados-del-tlcan_4

Descarga aquí el especial: Especial las joyas del TLCAN