abc Radio


Filial de Odebrecht busca vender sus acciones de constructora de Etileno XXI

  • Martes 28 de agosto de 2018
  • en Finanzas

Braskem, una filial propiedad de la brasileña Odebrecht acusada de pagar sobornos para ganar contratos,
tiene intenciones de vender sus acciones de la empresa
creada para construir el complejo petroquímico Etileno XXI, reveló Rocío Nahle García, futura secretaria de Energía (Sener).

“Tengo datos donde
Braskem está intentando vender sus acciones
o su participación accionaria entonces hay que revisar todos los contratos”, señaló la encargada de la agenda energética de México.

Sobornos de Odebrecht, una mancha que persigue a México: Laura Chinchilla

Ya lo dijo el presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador vamos a revisar todos los contratos que hayan entrado y están mal, pues no seguirá y será suspendidos, señaló la ingeniera petroquímica.

En 2010,
se creó la empresa Braskem e Idesa
construyeron y operan el proyecto Etileno XXI, que se concentra en el desarrollo e implantación de un complejo petroquímico para la producción de polietileno en Nanchital de Lázaro Cárdenas, en el estado de Veracruz.

La inversión destinada por la filial de Odebrecht y su socio mexicano fue de 5 mil 200 millones de dólares y desde el inicio de operaciones en 2016 cuenta con una producción anual de 1 millón 50 mil toneladas de polietileno de alta y baja densidad.

Durante la pasada campaña, la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), que postuló a la Presidencia a Ricardo Anaya, denunció por la vía penal al candidato de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal), José Antonio Meade, y al presidente Enrique Peña Nieto,
“así como quienes resulten responsables por su participación en un fraude transexenal
conocido como Etileno XXI, que es uno de los ejes centrales del desfalco millonario cometido por la empresa Odebrecht, servidores públicos y empresarios mexicanos”.

Según la denuncia de los integrantes de dicha coalición, Meade Kuribreña estuvo implicado en el proyecto Etileno XXI, que involucra a una filial de Odebrecht, llamada Braskem y a la empresa mexicana Idesa, que le ha costado a Pemex más de mil 900 millones de pesos, según la Auditoría Superior de la Federación.