abc Radio


Filtraciones de EU son estrategia de negociación

  • Sábado 26 de mayo de 2018
  • en Finanzas

Las filtraciones de la Casa Blanca sobre la intención de concretar un acuerdo comercial

light

y sobre supuestas dificultades entre los secretarios Ildefonso Guajardo y Luis Videgaray, además de la investigación anunciada a las importaciones de autos, son parte de una estrategia de negociación, aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

En entrevista con

El Sol de México

, reconoció que la posibilidad de concluir la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se ha ido enfriando por la falta de flexibilidad de Estados Unidos y las filtraciones a la prensa con fuentes “anónimas gubernamentales” desde la Casa Blanca no abonan a un clima de acercamiento.

“Filtraciones a la prensa que vienen desde la Casa Blanca, que si va ser un acuerdo

light

, filtraciones de que los secretarios tienen dificultades entre sí y la decisión de hacer un estudio sobre seguridad nacional por la afectación de las importaciones automotrices son parte del marco que Estados Unidos quiere imponer al cierre de la negociación”, apunta.

Frente a este escenario, el dirigente de la cúpula empresarial plantea conservar la calma: “tenemos que tener una visión firme; hasta la fecha lo que tenemos es una negociación integral y ninguna propuesta de acercamiento ni alternativa. Los equipos siguen trabajando en la parte técnica, se sigue avanzado, esperemos que puedan tener una reunión ministerial pronto”.

El problema con Estados Unidos es el estilo de negociación y la visión de comercio internacional. En México, señala, todos, (empresarios, gobierno y equipo negociador) queremos un buen tratado, y si no, no queremos tratado.

Ante la posibilidad de alcanzar un acuerdo más allá de la elección, como lo planteó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se le pregunta a Castañón si esto no resta capacidad de interlocución al gobierno saliente.

Las negociaciones no se deben interrumpir. Los actuales funcionarios tienen cronología de las negociaciones y sí existe la posibilidad de cerrar con esta administración, aunque haya un gobierno en transición.