abc Radio


FMI reduce la perspectiva de crecimiento para economía mexicana

  • Viernes 16 de febrero de 2018
  • en Finanzas

  • Lo reduce de 2.5 a 2.1% en 2016; pronostica
    bajo desempeño para el 2017
  • La inflación será la más alta de América del
    Norte, aunque la menor en AL
  • Advierte que ascenso de Trump dañaría
    apertura comercial del mundo
  • PIB global, apagado; peor si triunfan los
    populistas, alerta su informe de otoño

Por el débil dinamismo que reportan las exportaciones, el Fondo
Monetario Internacional (FMI) determinó recortar su previsión de
crecimiento de la economía mexicana para este 2016 de 2.5 a 2.1
por ciento, lo que contrasta con el aumento de 2.4 a 2.5 que había
aplicado en julio pasado.

De tal manera, la nueva previsión del organismo internacional
se coloca en la parte baja del rango de entre 2.0 y 2.6 por ciento
que espera en este sentido la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público (SHCP).

No obstante, el FMI considera que el bajo desempeño económico
prevalecerá hacia el mediano plazo en México, pues también
recortó su pronóstico de crecimiento para 2017, al ajustarlo de
2.6 a 2.3 por ciento y consideró que subsecuentemente la economía
avanzaría 2.9 por ciento.

“En México, se proyecta que el crecimiento se reduzca a 2.1
por ciento en 2016 debido a la atonía de las exportaciones en el
primer semestre del año; se prevé que en 2017 el crecimiento se
acelere ligeramente a 2.3 por ciento, a medida que repunte la
demanda externa, y a 2.9 por ciento a mediano plazo una vez que se
consoliden las reformas estructurales”, sostiene el FMI a través
de su estudio “Perspectivas de la Economía Mundial” que
presentó de cara a sus Reuniones Anuales de Otoño.

Cabe recordar que la visión del FMI en torno al desempeño de
la economía mexicana se ha venido deteriorando, pues en enero
pasado el organismo proyectaba una expansión de 2.6 para este 2016
y de 2.9 para 2017.

De esta manera, de concretarse las proyecciones del FMI respecto
a la economía mexicana de 2.1, 2.3 y 2.9 por ciento para 2016,
2017 y 2018, entonces durante el sexenio del presidente Enrique
Peña Nieto el avance promedio anual sería de 2.2 por ciento,
prácticamente en línea con el desempeño reportado por el país
en los últimos 30 años.

No obstante, la institución mundial destacó el desempeño de
la economía mexicana a nivel regional e incluso global, pues
sostiene que el crecimiento de 2.1 por ciento que alcanzaría este
año el Producto Interno Bruto (PIB), contrasta sensiblemente a la
contracción de -0.6 por ciento que experimentaría la economía de
América Latina y el Caribe en el mismo periodo, así como las
caídas de -3.3, -1.8 y -10.0 por ciento que reportarían la
brasileña, argentina y venezolana, respectivamente.

Para otras economías emergentes, el organismo internacional
considera que la economía de China crecería este año 6.6 por
ciento, mientras que la hindú 7.6 y la de Rusia caería 0.8 por
ciento.

Respecto a economías desarrolladas, el FMI considera que
Estados Unidos alcanzaría un avance de 1.6 por ciento este año
(lo que implica un recorte de 0.6 puntos respecto al 2.2 por ciento
que esperaba en julio), mientras que para Alemania vaticina un
avance de 1.7, para Francia de 1.3; en Italia la economía
crecería apenas 0.8; mientras que en Canadá apenas 1.2 por
ciento.

En materia de inflación, el FMI considera que el alza del
dólar frente al peso no impactará al Índice Nacional de Precios
al Consumidor (INPC), pues considera que dicha variable se
colocará este año y en 2017 en 2.8 y 3.3 por ciento, es decir,
dentro del rango objetivo de entre dos y cuatro por ciento que
plantea el Banco de México (Banxico).

Sobre este punto (de acuerdo a las proyecciones del FMI para
este año), cabe destacar que México reportaría las mayores tasas
de inflación en la región de América del Norte, toda vez que
Estados Unidos registraría un avance de 1.2 y Canadá de 1.6 por
ciento.

Para el caso de Latinoamérica, el FMI proyecta para este año
una inflación de 9.0 por ciento en Brasil, mientras que en
Colombia la variable avanzaría 7.6; en Chile 4.0; y en Venezuela
475 por ciento.

/parg