abc Radio


Ford cierra todas sus fábricas en Australia tras 90 años de servicio en el país

  • Viernes 16 de febrero de 2018
  • en Finanzas

  • Cerca de 600 trabajadores perdieron sus empleos
  • Continuarán operando en el país en otros ramos

SÍDNEY, Australia. (EFE).- El fabricante de coches Ford cerró
ayer sus plantas de producción de coches en Australia, poniendo
fin a más de 90 años de operaciones en la industria automotriz
del país oceánico.

Unos 600 trabajadores perdieron sus empleos con el cierre de las
plantas de Broadmeadows y Geelong, en el sur del país.

El director ejecutivo de Ford Australia, Graeme Whickman, dijo
que la empresa seguirá operando en otros campos y que en 2018
espera contratar a mil 500 profesionales altamente calificados como
ingenieros y diseñadores, según la cadena ABC. Ford diseña en
Australia sus modelos Everest y Ranger, aunque los ensambla en
otros países.

Un Falcon azul, cuya imagen fue compartida en las redes
sociales, fue el último coche fabricado en Australia por Ford, el
primero de los tres grandes constructores que cierra sus plantas en
el país. Ford anunció en 2013 el cese de su producción y
después lo hicieron Holden (filial de General Motors) y Toyota,
que cerrarán sus fábricas en Australia en 2017.

El ministro de Finanzas, Mathias Corrman, dijo a la cadena Sky
News que el Gobierno, a través de su plan para desarrollar la
industria militar, buscará ayudar a los trabajadores afectados a
“hacer una transición a nuevos empleos”.

Corrman atribuyó el cierre a “retos estructurales sostenidos
en la industria para ser competitivos a pesar de los importantes
subsidios que aportaron los contribuyentes durante mucho tiempo”
y aseguró que al final no se halló “un futuro viable” en
Australia.

Desde la apertura de la primera planta de ensamblaje de Ford en
1925, en Australia se instalaron once grandes fabricantes,
incluidos Renault, Chrysler, Volswagen o Nissan, hasta que la
caída de ventas o los costes de producción provocaron la salida
paulatina de todas ellas.