abc Radio

Gobierno capitalino debe cuidar sus negocios: especialistas

Especialista admite que la ciudad se preocupa por el tema, pero no es algo que se pueda resolver pronto

La Ciudad de México, como polo económico y en la que se realizan grandes transacciones financieras, no está exenta de que se registre el lavado de dinero, por lo que es importante que sus empresas y gobierno desarrollen el conocimiento sobre cómo hacer negocios y la manera de vincular e identificar ese tipo de operaciones, recomendó Alexander Peeters, business development manager.

El especialista de Lexis Nexis Risk Solutions afirmó que el blanqueo de capitales del crimen organizado permea en toda la sociedad y las instituciones cada día están más preocupadas por esta situación que se presenta en la capital del país, Monterrey, Nuevo León, Guadalajara, Jalisco, Puebla, Puebla, y Querétaro, Querétaro, por los grandes volúmenes de negocios que existen.

Explicó que un aspecto importante del lavado de dinero es la posibilidad justamente de poder esconder la procedencia de los recursos, por eso es sumamente importante conocer con quién se hacen negocios, a fin de mitigar es tipo de riesgos.

Subrayó que eso va incluso para instituciones gubernamentales, que deben saber con quién se hacen negocios, le dan contratos y le entregan subsidios.

Miguel Ángel Mancera, exjefe de Gobierno de la Ciudad de México, y su sucesor, José Ramón Amieva, siempre negaron la presencia del crimen organizado en la Ciudad de México, por lo que se le cuestionó a Alexander Peeters cómo afectan estas opiniones al combate del blanqueo de capitales y a lo que respondió: Financieramente, creo que es un desafío grande para cualquier autoridad. Si vemos los montos que existen y se transaccionan en materia de narcotráfico, sobrepasan a cualquier institución gubernamental.

Sostuvo que, aunque las autoridades no quieren reconocer eso o hacen dichas afirmaciones, están conscientes de que nadie está exento, por eso, insistió, en la importancia de saber con quién se sienta a negociar y así, hacer un análisis de riesgo adecuado, a fin de desarrollar políticas para combatir financieramente al crimen organizado.

En el caso de saber si la administración pública local tiene personal preparado, a fin de generar las alertas necesarias, expresó que en las instituciones financieras la concientización de los riesgos financieros no se dio de la noche a la mañana, sino fue un proceso de los últimos 15 años en los que se ha fortalecido derivado de presiones internacionales.

Otro factor que influye es la reputación de las empresas, pero eso también se le empieza a exigir al gobierno que se comporte con ética por su prestigio y eso ayuda a toda la sociedad.

Admitió que el gobierno de la ciudad está en una fase inicial y tiene funcionarios que se preocupan por ese tema, pero no es algo que se pueda resolver pronto, o de un día para otro, frente a una sociedad que demanda no solamente hacer negocios por hacerlos, sino efectuarlos con ética y comprometidamente.

La Ciudad de México firmó en marzo pasado un convenio con la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para trabajar de la mano en el combate al blanqueo de capitales.

En dicha firma, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, afirmó que su administración no contaba con un proceso de investigación en curso por este delito cometido desde células criminales y acotó que dicho convenio funcionaría para nuevas investigaciones. Agregó que existían muchas otras investigaciones por enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos.

Peeters reconoció que es necesario llevar a cabo las cosas en forma diferente, especialmente en los polos económicos, y en este sentido se manifestó a favor de usar herramientas tecnológicas, a fin de ayudad a generar inteligencias y contribuir a tomar decisiones mejores.