abc Radio


Hacker turco atacó sitios del Gobierno desde Estados Unidos, asegura Austria

  • Miércoles 1 de marzo de 2017
  • en Finanzas

VIENA, Austria. (AP).- Los servicios de inteligencia austríacos
confirmaron ayer la noticia de que rastrearon a un hacker turco
residente en Estados Unidos (EU) que atacó varios sitios web del
Gobierno.

Según el diario Kurier, el servicio de inteligencia militar
dijo que un activista turco dirigió los ataques desde su casa en
Bowling Green, Kentucky.

El hombre, identificado como Arslan A. y otros alias,
presuntamente atacó el aeropuerto de Viena y las páginas web de
los ministerios de Defensa y Exteriores, el banco nacional y el
Parlamento a fines del año pasado y principios de éste. La
mayoría de los ataques fracasaron, pero la página del Ministerio
de Defensa estuvo cerrada durante varias horas.

Según el informe, el hombre también trató de atacar sitios en
otros países que considera hostiles a Turquía.

Las relaciones bilaterales están tensas debido a las fuertes
críticas de Austria a la trayectoria de Turquía en materia de
derechos humanos, la oposición a su ingreso a la Unión Europea
(UE) y las denuncias turcas de que Austria discrimina a los
musulmanes. La investigación también echó luz sobre la rivalidad
profesional entre dos agencias austríacas que podría haber
perjudicado la investigación.

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución y el
Antiterrorismo dijo en un comunicado enviado por correo
electrónico a The Associated Press, que una “difusión
prematura” perjudicó los intentos de formular una acusación
sólida.

Un funcionario de Interior, conocedor del caso, dijo que el
ministro Wolfgang Sobotka estaba furioso con el papel de los
militares. El funcionario dijo que la filtración, que provino de
la inteligencia militar, frustró los planes de la inteligencia
interior de sorprender al hacker in fraganti.

El funcionario también dijo a The Associated Press que el
Ministerio del Interior considera que no era asunto militar, porque
los ataques del hacker no afectaban la seguridad nacional.

Un alto cargo militar se negó a hacer declaraciones más allá
de confirmar la exactitud del informe periodístico.

Las dos fuentes hablaron bajo la condición de anonimato por no
estar autorizadas a hacer declaraciones sobre asuntos de
inteligencia.