abc Radio


Meade deja cuentas sanas al próximo Gobierno federal

  • Martes 19 de septiembre de 2017
  • en Finanzas

A pesar de que la deuda pública aumentó de 37.7 a 50.1% del Producto Interno Bruto (PIB), del año 2012 al 2016, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto entregará a la siguiente administración las finanzas públicas “estructuralmente más sanas” de la historia reciente del país, afirmó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade Kuribreña.

De esta manera, al ser cuestionado sobre el limitado margen de maniobra que enfrentará el siguiente gobierno federal frente al pago de deuda pública y limitados ingresos, el funcionario afirmó que en 2018 las finanzas públicas reportarán un sano equilibrio estructural, en donde la principal fuente de ingresos serán los recursos tributarios, en lugar de los petroleros, como ocurría hace cinco años. “Lo que este gobierno va a heredar es una situación de finanzas públicas cualitativamente mucho más sanas del que nunca había tenido México en su historia reciente; México descansaba, tan temprano como en 2012, en que el 36% de sus ingresos públicos eran petroleros vamos a entregar las finanzas públicas despetroralizadas, este año tendremos una dependencia del petróleo del menos del 16% de los ingresos públicos”, dijo.

“Entonces cualitativamente -agregó- los ingresos públicos hoy descansan en una fuente, más estable, más permanente, más estructural y más sana que son los ingresos tributarios y menos en un ingreso volátil que debiera de traducirse fundamentalmente en ahorro y no deberá de ser soporte de nuestro gasto público”.

Al respecto, cabe mencionar que, precisamente, de acuerdo con el reporte de finanzas públicas de la SHCP, durante el primer semestre de este año los ingresos petroleros sumaron 413 mil millones de pesos, lo que representó 15.5% de los dos billones 655 mil 649 millones de pesos que se captaron de ingresos en total. Los tributarios constituyeron el 55.4%.

Sin embargo, en materia de pasivos, resulta que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la expresión más amplia de deuda, representaba 37.7% del PIB al cierre de 2012, cuando inició operaciones este gobierno.  Para el cierre de 2016 el SHRFSP escaló a 50.1% del PIB y para este 2017 el gobierno espera que el indicador baje a 48%, apoyado, sensiblemente, por los 321 mil millones de pesos le entregó en abril pasado el Banco de México (Banxico), por concepto de remanentes de operación y que en su mayoría fueron destinados al pago de deuda.

No obstante, el secretario afirmó que este gobierno entregará finanzas públicas estables, y muestra de ello, afirmó, es que en este 2017 se espera alcanzar un superávit primario por primera vez desde el año 2008.

Aun así, José Antonio Meade reconoció que en materia fiscal siempre hay oportunidades y cambios por aprovechar, en aras de fortalecer las finanzas públicas del país.