abc Radio


La Reserva Federal de Estados Unidos comienza la “era Trump” sin mover tipos

  • Viernes 3 de febrero de 2017
  • en Finanzas

WASHINGTON, DC. (EFE).- La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos (EU) cerró ayer su primera reunión ya con Donald Trump como nuevo inquilino de la Casa Blanca, sin mover los tipos de interés ni ofrecer indicio alguno acerca de sus planes para proseguir con el ajuste monetario.

En una decisión unánime, con los 10 votos a favor, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC), que dirige la política monetaria en EU, mantuvo los tipos de interés en el rango actual de entre el 0.50 y 0.75 por ciento.

El comunicado del banco central tras sus dos días de reunión no registra alteraciones respecto al dado a conocer en diciembre pasado, y reitera que la economía continúa con “su ritmo de expansión moderado” y una “sólida” creación de empleo.

El dato adelantado de la actividad del Producto Interno Bruto (PIB) del último trimestre del año pasado apuntó a una leve ralentización económica, con un ritmo de crecimiento anual estimado del 1.9 por ciento.

La tasa de desempleo, por su lado, se encuentra actualmente en el 4.7 por ciento, en niveles que los economistas consideran próximos al pleno empleo.

Por lo que se refiere a la inflación, el organismo dirigido por Janet Yellen señaló que “repuntó en los últimos trimestres pero aún están por debajo del objetivo de 2 por ciento anual”.

El indicador interanual del índice de precios en diciembre se situó en un 1.6 por ciento.

El banco central estadunidense cuenta con un doble mandato de promoción del pleno empleo y estabilidad de precios.

Asimismo, mantuvo las previsiones de un ajuste “gradual” de los tipos de interés a lo largo de 2017, y para el que sus miembros pronostican al menos tres rondas de ajuste monetario después de la subida de diciembre pasado.

Se trata de la primera reunión de la Fed con Donald Trump como presidente, y en su única mención al cambio de inquilino en la Casa Blanca, el banco central apuntó que “los indicadores de confianza de los consumidores y las empresas han mejorado últimamente”.

Los mercados financieros parecieron haber descontado la decisión de la Fed, y apenas mostraron cambios, con el Dow Jones, el principal indicador de Wall Street, registrando cerca del cierre un leve alza del 0.09 por ciento.

El presidente Trump ha anunciado un agresivo plan de estímulo fiscal a través de la combinación de recortes de impuestos y un multimillonario programa de inversión pública en infraestructura y defensa.

Durante la campaña electoral, el nuevo presidente estadunidense criticó con vehemencia a Yellen y al banco central por su política de bajos tipos de interés, al asegurar que estaba alimentando una burbuja financiera.

El mandato de Yellen expira en febrero de 2018, fecha en la cual el mandatario podría mantenerla en el cargo o sustituirla por un nuevo candidato.

Los economistas consideran que de cumplirse esta agenda económica, la Fed se verá forzada a acelerar su ritmo de ajuste monetario para evitar un sobrecalentamiento en la economía estadunidense.

La propia Yellen afirmó hace dos semanas en San Francisco que el potencial de cambios en “la política fiscal podría afectar las perspectivas económicas y la senda monetaria apropiada”.

“Si la Fed de verdad pretende subir los tipos este año (…), entonces se la están poniendo difícil a sí misma al no abrir la puerta de un alza en marzo”, dijo Rob Carnell, economista jefe internacional de ING en declaraciones la cadena Bloomberg.

Carnell se refería así a la próxima reunión que se celebrará el 14 y 15 de marzo y a cuyo término está prevista una conferencia de prensa de su presidenta.

Previamente, no obstante, Yellen ofrecerá el 15 de febrero su discurso semestral sobre política monetaria ante el Congreso, en el que puede dar más pistas sobre las perspectivas del banco central.