abc Radio

Medio Oriente, en alerta bélica por ataque contra Aramco

  • Tania Aviles
  • Martes 17 de septiembre de 2019
  • en Finanzas

Estados Unidos y Arabia Saudita acusaron a Irán de respaldar el ataque de los rebeldes hutíes de Yemen contra la petrolera, aunque Donald Trump aseguró que prefiere evitar la guerra

El bombardeo con drones a las instalaciones de Saudí Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudita, aumentó el riesgo de un conflicto bélico en Medio Oriente y provocó incrementos en los precios del petróleo que no se veían desde la Guerra del Golfo Pérsico.

En la sesión, el valor del crudo subió hasta 20 por ciento, y para el cierre recortó los incrementos a cerca de 15 por ciento ante los llamados a mantener la calma desde diversas partes del orbe.

El sábado, un grupo de hutíes de Yemen, presuntamente alineados con el régimen de Irán, desplegaron una flota de 10 drones o aviones no tripulados para bombardear una refinería y un campo de producción de la petrolera árabe, lo que afectó la mitad de sus suministros.

El ataque desató una serie de acusaciones entre Estados Unidos e Irán.

El presidente estadounidense, Donald Trump, culpa a Irán de los bombardeos a las instalaciones petroleras árabes, lo que desató los temores de un nuevo conflicto armado en la región.

Trump expresó su determinación para ayudar a Riad, tras las afectaciones contra dos instalaciones petroleras claves.

Al ser interrogado por periodistas sobre si creía que Teherán fue responsable del ataque, Trump respondió: “Ciertamente parece así en este momento”.

Gráfico: Luis Calderón

 

El mandatario dijo que su país quería determinar con certeza quién perpetró el ataque, aunque matizó que le gustaría “evitar” una guerra.

“Ciertamente me gustaría evitar” la guerra, afirmó Trump. “Yo no quiero la guerra con nadie”.

La ofensiva fue reivindicada por los rebeldes hutíes de Yemen, un país en guerra civil en el que Riad interviene al frente de una coalición militar desde 2015, junto al gobierno, para intentar frenar la rebelión apoyada por Irán.

El presidente iraní, Hasan Rohani, justificó los ataques, al señalar que Yemen es blanco de bombardeos sauditas. “El pueblo de Yemen se ha visto obligado a responder. Sólo se defiende”, declaró Rohani en Ankara, la capital turca, al concluir una cumbre sobre Siria con sus homólogos ruso y turco, Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan.

Los rebeldes hutíes amenazaron con lanzar más ataques contra Arabia Saudita. Irán entrenta sanciones de Naciones Unidas, debido a que supuestamente acopia uranio con fines armamentistas, por lo que Washington y Europa tienen embargada una parte de las exportaciones de petróleo de ese país.

Saudí Aramco produce 10 por ciento del crudo que se consume en todo el mundo, por lo que el impacto del ataque representa cinco por ciento del bombeo mundial.

Ayer, el Brent, el crudo de referencia para Europa, concluyó la sesión en 69.02 dólares, un alza de 14.59 por ciento. El West Texas Intermediate (WTI), que se utiliza como estándar en EU, avanzó 14.8 por ciento y cerró en 62.9 dólares.

Fuente: Banxico y Nyse / Gráfico: Luis Calderón

El 18 de julio, el grupo insurgente difundió información de un bombardeo a las instalaciones de la petrolera más rentable del mundo, aunque la empresa árabe aseguró que no tuvo consecuencias.

MENSAJE DE CALMA

Para calmar a los mercados ante la caída de la producción de Aramco, Washington aseguró que cuenta con suficiente petróleo para abastecer al mundo. “El mercado tiene una cantidad bastante considerable de petróleo disponible”, dijo el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry a la cadena CNBC.

Según el último reporte de la Administración de Información Energética, Estados Unidos tiene 644.8 millones de barriles de petróleo en reservas estratégicas, previstas en caso de que el país enfrente problemas graves de suministro.

SE REFUGIAN EN EL ORO

Los precios del oro subieron uno por ciento el lunes, luego de los ataques a instalaciones petroleras de Arabia Saudita que redujeron el apetito por el riesgo e impulsaron la demanda por el lingote.

La onza de oro al contado alcanzó mil 503.31 dólares. Los precios cayeron más de 1.2 por ciento la semana anterior ante las expectativas de una distensión en la disputa entre Estados Unidos y China.