abc Radio


México, ante un panorama de incertidumbre este año, considera el IMEF

La economía mexicana inicia 2017 con mayor incertidumbre, derivado de la expectativa de las políticas que adoptará Donald Trump una vez que asuma el próximo 20 de enero la Presidencia de Estados Unidos, así como la debilidad que registra la actividad industrial en ese país, consideró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Al dar a conocer los resultados del sistema “índice IMEF”, el instituto informó que durante diciembre pasado el Indicador Manufacturero retrocedió 1.1 puntos para ubicarse en 47.7 unidades, con lo que acumula tres meses consecutivos de caídas, con lo que se colocó en el menor nivel de todo 2016.

“Consideramos que esta lectura confirma la creciente incertidumbre por la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos ante un entorno de una posible renegociación del Tratado de Libre Comercio, lo cual a su vez puede generar un aplazamiento de inversiones relacionadas con el sector”, explicó el instituto a través de un reporte.

A lo anterior se suma, agregó el IMEF, el estancamiento en la actividad manufacturera en Estados Unidos y el desfavorable desempeño de las exportaciones de ese país, lo cual ha impactado negativamente al sector manufacturero mexicano.

“Ante este escenario, el resultado del indicador IMEF de diciembre sugiere menor actividad en el sector manufacturero en los próximos meses, lo cual se suma al débil desempeño industrial registrado desde 2015”, comentó. Sobre este punto, precisó que la caída del Indicador IMEF Manufacturero en diciembre fue resultado de disminuciones en tres de sus cinco componentes: nuevos pedidos (-2.7), empleo (-4.2) e inventarios (-4.3). En contraste, los subíndices de producción y entrega de productos reportaron aumentos de 1.7 y 0.2 puntos, respectivamente.

Por su parte, agregó, el Indicador IMEF No Manufacturero registró en diciembre pasado una disminución de 0.2 puntos al situarse en 48.7 unidades, con lo que acumula tres meses consecutivos de caídas.

Al respecto, dijo que la disminución de diciembre se atribuye a dos de sus cuatro componentes: nuevos pedidos (-4.1) y empleo (-1.7). En contraste, el subíndice de producción aumentó 1.5 puntos, aunque se mantiene por debajo del umbral de 50 puntos, mientras que el subíndice de entrega de productos subió 0.6 puntos.

“Los resultados de diciembre confirman que la victoria de Donald Trump representa un periodo de mayor incertidumbre que podría ser reflejo de una nueva fase de la economía mexicana. Ambos indicadores apuntan hacia una menor actividad económica en los próximos meses”, señaló.