abc Radio


México, con la confianza al límite pese a factores de incertidumbre, coinciden analistas

El escenario económico para México para 2017 seguirá lleno de incertidumbre por los probables frenos en el comercio y las inversiones de las firmas estadunidenses impuestas o negociadas por el presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump; el impacto de una inflación ascendente generada por el alza en el precio de los combustibles, particularmente de las gasolinas; la debilidad del peso frente al dólar, y los aumentos en las tasas de interés.

Ricardo Aceves, economista de la consultoría española La-tinFocus, comentó que en los primeros meses del año, el impacto de la mayor inflación por el alza en las gasolinas y el aumento en las tasas de interés frenarán el consumo interno, variable que será importante para mantener el ritmo de la actividad económica, y que en la última década ha sido el soporte del crecimiento económico.

Dijo que a este menor impulso en el consumo se suma la debilidad en los créditos de bienes duraderos, como los automóviles, por el aumento en las tasas de interés, sin considerar que se espera un incremento en el precio de esos bienes por el alza del dólar, ya que ésta se reflejará en el costo de los insumos y las materias primas de importación que se utilizan en los procesos de producción.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C. (IDIC), y Gabriela Siller, directora de Análisis Económico del Banco BASE, comentaron que este año será de nerviosismo, el cual podría incrementarse o disminuir “de acuerdo al son de las políticas del presidente de EU”, sin embargo, señalaron que es importante esperar las resoluciones que tome en consideración el Gobierno mexicano, particularmente en el ámbito comercial.

Siller agregó que de presentarse un escenario negativo por las políticas comerciales de Trump, y su amenaza de una renegociación del TLCAN que vulnere a México, los primeros síntomas se darían con una caída en las exportaciones y un menor crecimiento del PIB, lo que daría pie a una salida de capitales del país y a un alza importante del dólar,  cercano a 25 pesos por unidad, lo que llevaría a un mayor aumento en las tasas de interés para contener la salida de capitales y el alza en el tipo de cambio.

Ante la intención del Gobierno estadunidense de deportar a mexicanos indocumentados y fiscalizar las remesas, se prevé una caída en los envíos de dinero de hasta 25 por ciento, y un alto desempleo en varias entidades de México, a consecuencia de la repatriación, particularmente en la región sur del país.

A su vez, Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), dijo que la economía podría entrar en un estado de “aletargamiento” durante el primer semestre de 2017, debido a las alzas en las tasas de interés del Banco de México (Banxico), además de los riesgos que se generarían si se observa una caída en el consumo privado.

Ajustes al escenario económico

Principales variables económicas determinadas por instituciones financieras públicas y privadas que

definirán el rumbo para este año

 

grafica2