abc Radio


México tiene capacidad para emplear la mano de obra calificada de connacionales

A pesar del desempleo que existe en la nación, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, consideró que México tiene la capacidad para recibir a la “mano de obra calificada” en caso de que haya una expulsión de inmigrantes nacionales, como se ha planteado en Estados Unidos (EU).

Por otra parte, ante la política del presidente estadunidense, Donald Trump, nuestra nación como nunca antes tiene que hacer valer sus principios e intereses, subrayó al ser consultado luego de la inauguración del Centro de Mejores Prácticas de Coparmex, para estudiar casos de éxito y metodologías que debieran aplicarse en las empresas mexicanas, a fin de elevar su crecimiento, supervivencia, rentabilidad y confianza.

Al preguntársele si México está preparado para afrontar el problema de la expulsión de inmigrantes así como lo plantea Estados Unidos, De Hoyos Walther respondió entre otras cosas que “si ahora recibimos a cientos o incluso a miles de connacionales tenemos que verlo como una gran oportunidad para incorporarlos a la creación de riqueza en el país”.

Respecto a cuántos de esos mexicanos podría absorber el sector privado, contestó que “no hay una estimación numérica. Lo que sí puedo decirle (es) que en las empresas de todos los sectores estamos ansiosos siempre de recibir gente calificada, y yo creo que no van a batallar”.

Tras admitir que el desempleo es un problema en algunas regiones del país, el líder dejó entrever que también hay zonas donde sí hay empleo, entre ellas varios lugares de la frontera como Ciudad Juárez y Tijuana, “donde son, además, coincidentemente, algunos de los puntos donde se daría la eventual expulsión de mexicanos”.

“Allí hay una demanda permanente, cotidiana por conseguir mano de obra calificada. Así es que me parece que, sin demeritar la gravedad de que se pueda dar ese fenómeno, seguramente el país sí tendría la capacidad de recibir a mano de obra calificada”, recalcó en el marco de ese evento efectuado en un auditorio de la Bolsa Mexicana de Valores en la capital del país, donde estuvo el director de la misma, José Oriol Bosch y el presidente de la Coparmex Ciudad de México, Jesús Padilla Centeno, entre otros.

Durante la ceremonia inaugural, Gustavo de Hoyos enfatizó cuatro reflexiones desde la óptica de la confederación, relacionadas con la supervivencia de las empresas, la contribución de las empresas a la economía, la confianza; y el crecimiento empresarial.