abc Radio


No negociaremos con miedo: Videgaray tras anuncio de aranceles

Luis Videgaray Caso, Secretario de Relaciones Exteriores, habló tras la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de Canadá, México y la Unión Europea.

El secretario dio tres puntos importantes con los cuales responde ante dicho anuncio.

En primera estancia aseguró que México responderá con medidas equivalentes a las que ha impuesto EU.

Responderemos hasta con un monto equiparable del nivel de afectación. Con estas medidas el gobierno de Mexico reitera que actúa en favor del país.

En segundo plano, Videgaray reiteró que la posición de Mexico ante EU está basada en los valores descritos en la constitución y que siempre que se requiera, el país interpondrá los límites necesarios.

Tenemos límites, la posición de México en materia comercial no habrá de variar ni por la retórica ofensiva, ni tampoco por las medidas tomadas por Estados Unidos. Seguiremos defendiendo a los mexicanos en EU como se ha hecho con nuestros cincuenta consulados en en el país extranjero.

"Si bien es cierto que los Estados Unidos tienen pleno derecho para definir su política migratoria, nadie puede estar por encima de los derechos humanos y la dignidad de las personas. Y seguiremos defiendo a los mexicanos a partir de todos los medios diplomáticos posibles".

Como tercer punto, destacó que México seguirá defendiendo un comercio abierto y libre basado en reglas.

No tenemos miedo a negociar pero tampoco vamos a negociar con miedo. Nuestras posiciones están claras, en materia comercial seguiremos defendiendo un comercio abierto y libre basado en reglas, incluyendo una modernización del TLCAN.

Por último, dio a conocer la llamada que el presidente Enrique Peña Nieto tuvo con el Primer Ministro, Justin Trudeau, donde ambos mandatarios coincidieron en lamentar y condenar la decisión de aranceles de EU.

Ambos países seguiremos trabajando con estrecha comunicación para continuar con un comercio abierto y libre. Nada puede estar por encima de la soberanía ni la dignidad de México.