abc Radio


Nueva alianza mejorará desempeño de refinería en Tula: José Antonio González Anaya

  • Sábado 25 de febrero de 2017
  • en Finanzas

  • Es una muestra de que la Reforma Energética avanza en su
    implementación

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), José
Antonio González Anaya, afirmó que la alianza con la
multinacional francesa Air Liquide, permitirá bajar 30 por ciento
el costo del suministro de hidrógeno a la refinería Miguel
Hidalgo en Tula, Hidalgo.

Con un confiable suministro de hidrógeno, es evidente que el
Gobierno mexicano busca la manera de mejorar la eficiencia, la
productividad y la cantidad de gasolinas que se producen en México
de manera óptima y rentable, resaltó.

En entrevista con Notimex, González Anaya sostuvo que, además
de histórica, la alianza con Air Liquide es una muestra de que la
Reforma Energética avanza en su implementación.

Manifestó su satisfacción por el nuevo socio de Pemex porque
es un primer paso para mejorar paulatinamente el desempeño de las
refinerías, y así producir más y mejores gasolinas.

González Anaya estimó que una vez firmados los contratos entre
las dos empresas, lo cual podría ser en un plazo de un mes,
transcurriría otros 30 días para que Air Liquide inicie
operaciones en México.

Detalló que hoy la calidad y eficiencia del servicio es aún
más trascendente que el monto de inversión que hará la
multinacional francesa, – aunado a que, aseguró, es un tema que ya
no concierne a Pemex – para la operatividad de las actuales
instalaciones.

Asimismo, para la construcción de una nueva planta para
suministrar el total del hidrógeno requerido para los proyectos de
ampliación de la refinería de Tula.

No obstante, el director general de Pemex señaló que
actualmente el costo de la construcción de una planta fluctúa
entre 50 y cien millones de dólares; “así que tampoco será una
planta pequeña”.

Al respecto, dijo que para Pemex es aún más importante que Air
Liquide cumpla con el abastecimiento del perfil de hidrógeno que
se requiere “y nos lo tienen que suministrar, porque si fallan
deben pagar penalidades importantes”.

En este contexto, apuntó que una de las razones por las que las
refinerías mexicanas no están a la par de los estándares
internacionales, es por el alto índice de paros no
programados.

Mencionó que actualmente alrededor de 66 por ciento, es decir
dos terceras partes de las razones por las que se registran los
paros no programados, son precisamente por fallas en el suministro
de hidrógeno.

“En el caso del índice de paros no programados, alrededor de
66 por ciento de las razones, está relacionado con fallas de
hidrógeno”, detalló.   Por ello, aseveró que la alianza con
Air Liquide también permitirá que los paros no programados
disminuyan alrededor de 40 por ciento y la productividad de la
refinería se refleje en “decenas de miles de barriles de
gasolina”.

“Si logramos que 40 por ciento de los paros por esa causa
dejen de ocurrir, entonces yo creo que eso nos ayudará a tener
mayor continuidad y eficiencia en la refinería y con eso tener una
mayor confiabilidad en producción”, explicó.

González Anaya indicó que en el resto del mundo, las
refinerías no tienen sus propias plantas de hidrógeno, mientras
que en México, por razones históricas, así se hizo, pero en el
resto del mundo funciona así. Señaló que hoy en día hay cuatro
compañías en el mundo que se especializan en hacer hidrógeno
más barato y más confiable, en comparación con México.

Air Liquide venderá el hidrógeno a Pemex 30 por ciento más
barato, “pero más importante es que la confiabilidad con la que
nos entregue el hidrógeno, sea mucho mayor que la que tenemos hoy,
y no tengamos que parar la refinería porque nos falló este
insumo”.

El director general de Pemex destacó que desde que la empresa
presentó su estrategia de negocios, un punto fundamental a mejorar
en el área de refinería eran los servicios auxiliares, no
propiamente la actividad de la refinería. “Por eso es una
transacción histórica para nosotros y esperamos que poco a poco
esto mejore el desempeño de la refinería, y con esto podamos
producir más y mejores gasolinas”, aseguró.

González Anaya dijo que si bien “no es una transacción muy
grande, es bien importante porque tendremos una fuente de
hidrógeno más confiable y más barata. Eso va moviendo a que el
área de refinación está mejorando sus deficiencias y sus
productividades”, puntualizó.

Finalmente, expuso que en el caso de las refinerías de
Salamanca y Salina Cruz, Pemex llevará a cabo una operación
similar, una vez evaluados los resultados de la de Tula.

“Será un proceso competitivo en donde la empresa que nos
ofrezca el menor precio por pie cúbico de hidrógeno es el que va
ganar. La alianza con Air Liquide es un primer paso bien importante
en el tema de refinación”, enfatizó. (Notimex)