abc Radio


Pese a incertidumbre, Santander apuesta en México con inversión millonaria

  • Viernes 9 de diciembre de 2016
  • en Finanzas

  • Canalizará 15 mil mdp en tres años, el mayor monto en el
    país en casi un cuarto de siglo

A pesar de la incertidumbre en los mercados y en la economía
mexicana por la inminente llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.
Banco Santander anunció una inversión en México, durante los
siguientes tres años, por quince mil millones de pesos,
equivalentes a 735 millones de dólares.

Se trata de la mayor inversión que efectúe en el país desde
que tiene presencia, habiéndose constituido como Banco Mexicano el
16 de noviembre de 1932, pero como Grupo Financiero Santander
México, en 1991.

El anuncio, que tiene como objetivo modernizar sus sistemas y
sucursales para convertirse “en el mejor banco” de México, lo
hizo el director de la institución del grupo español en la filial
mexicana, Héctor Grisi, durante una reunión de fin de año con
periodistas.

Grisi detalló que se trata de “la inversión más grande que
ha hecho Santander en su historia desde que llegó a México”,
país en el que el grupo tiene su cuarto pilar en el mundo.
Santander México representa el siete por ciento de toda la
utilidad del grupo, por detrás del Reino Unido, con el 19 por
ciento; Brasil, con el 20 por ciento, y España, con el 14 por
ciento, según datos del tercer trimestre de este año.

La millonaria inversión en tierras mexicanas significará de
entrada destinar unos tres mil millones de pesos (147 millones de
dólares) en 2017 en sistemas, especificó el directivo.

También explicó que “el grupo ha tomado la decisión de
reforzar el proyecto de Santander en el país”, lo que demuestra
la confianza que “tiene en México y su compromiso con el país,
su gente, sus empresas y su futuro”, argumentó.

“Queremos ser el mejor banco del país”, enfatizó el
ejecutivo, al recalcar que “en números absolutos (Santander)
México creció mucho mejor que (Santander) Brasil”.

Aclaró además que el sector empresas sigue siendo “una
columna vertebral del banco” en México, porque la entidad es la
segunda en volumen de créditos a las compañías. Sobre las
expectativas del banco para el próximo año, indicó que el
crecimiento del crédito “viene fuerte”, pues se espera un alza
de doble dígito para 2017.

En cuanto a las tasas de interés, señaló que en principio no
serán modificadas en función del mercado, sino que se adaptarán
según el perfil de sus clientes.

“Las tasas, al final del camino, van a tener que ser en
función al riesgo”, de manera que el banco está “trabajando
más en el traje a la medida” de cada cliente, con la máxima de
que cuanto más fiable sea este último menores serán los
intereses que se le impongan.

Recordó, además, que a pesar de la reciente volatilidad del
mercado, todos los bancos presentes en México han sido
“precavidos” a la hora de aumentar las tasas y no pueden
hacerlo de forma pronunciada por la dura competencia del sistema
mexicano, con cerca de cincuenta entidades.

El directivo respondió así a las consultas de los periodistas
sobre cómo puede afectar la Presidencia del republicano Donald
Trump en Estados Unidos (EU) y el aumento en 50 puntos base la tasa
de interés interbancaria hasta 5.25 por ciento anunciado a
mediados de noviembre por el Banco de México (Banxico).

El pasado 5 de diciembre, el Banxico informó asimismo que no
descarta “nuevos episodios de volatilidad que generen presiones
adicionales sobre los mercados financieros nacionales”, tras la
victoria de Trump.

Entre los riesgos derivados de la caída de los ingresos
petroleros de México, uno de los principales productores y
exportadores de petróleo del mundo, y su impacto sobre las
finanzas públicas, citó “un aumento abrupto de las tasas de
interés, una mayor depreciación del tipo de cambio y una caída
significativa de la tasa de crecimiento de la economía”.

Pese a ello, el mensaje de Grisi de ayer fue claro: “Nuestro
compromiso con el país es de largo plazo” y “esas inversiones
se tienen que hacer sí o sí”.

“Nos preocupa lo que podemos controlar. Estar concentrados en
lo que tenemos que hacer”, reiteró sobre la creciente
vulnerabilidad del entorno financiero.