abc Radio


Pide CCE a candidatos elevar competitividad estatal tras elecciones

  • Martes 11 de abril de 2017
  • en Finanzas

  • Juan Garcíaheredia

De cara a las elecciones el próximo 4 de junio de representantes populares y gobernantes en cuatro entidades del país, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió que los candidatos eviten ataques y descalificaciones que ensucian los procesos, y más bien digan cuáles son sus propuestas para generar mejores empleos, así como para elevar la competitividad de sus Estados.

Al destacar el inicio del proceso electoral para elegir tres gobernadores, 55 diputados y 270 ayuntamientos en Veracruz, Nayarit, Coahuila y el Estado de México, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón Castañón, dijo que “si las elecciones son el momento de elegir el futuro que queremos, los ciudadanos deberíamos escuchar propuestas y no solo descalificaciones”.

“Las campañas deben ser, sobre todo, espacios para informar a los votantes, foros de discusión sobre la mejor ruta para resolver nuestros problemas; no escenarios para la calumnia o la ofensa. Para fortalecer nuestra democracia tenemos que mejorar también la forma en la que elegimos a nuestros gobernantes y representantes: el centro de las campañas electorales no debe ser quién gana sino para qué gana, y qué futuro podemos construir con él”, destacó el dirigente.

Comentó que nuestro país enfrenta grandes retos que tienen que ser resueltos ahora. Y el objetivo primordial de las campañas políticas debería ser cómo lograrlo.

“En el Consejo Coordinador Empresarial, por ejemplo, invitamos a los candidatos a que discutan cuáles son sus posturas frente a los problemas que día con día enfrentan los trabajadores y las empresas, cuáles son sus propuestas para impulsar la actividad productiva, generar más y mejores empleos, elevar la competitividad de sus Estados”, puntualizó Juan Pablo Castañón en un mensaje.

Por otra parte, planteó que la discusión y el debate de las propuestas debe también ser responsable. “Elevar falsamente las expectativas de los ciudadanos sólo debilita la frágil confianza en las instituciones”.

La diferencia es positiva, pero no el ataque o la descalificación que terminan ensuciando los procesos, a las personas, a sus familias y a su propio prestigio, subrayó añadiendo que esta elección es una oportunidad para poner los problemas de los mexicanos -y no las disputas políticas- en el centro del debate público.