abc Radio


Pide especialista financiero no caer en visión primitiva ante la negociación del TLCAN

  • Viernes 7 de abril de 2017
  • en Finanzas

por Silvia Bautista

Tomar más en serio las amenazas de la administración estadunidense recomendó el doctor Enrique Dussel al hablar sobre los posibles escenarios a presentarse con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLACAN), y pidió no “caer en una visión primitiva donde el TLCAN es igual a aumento de comercio”.

“Sugiero tomar en cuenta las amenazas tanto de Donald Trump como de su grupo de asesores, pues han planteado desde hace años diversos temas que no hemos tomado en serio. Pongamos atención al bullyng de la administración estadunidense”, exhortó.

Aseguró que el tema de los aranceles no es la “bomba atómica” para el país, y añadió que en el caso extremo de su cancelación, los impuestos arancelarios aumentarían en un 2 o 3 por ciento dependiendo del sector, no así para el automotriz, el cual pagaría un 76.49 por ciento más, situación que le afectaría directamente a Estados Unidos (EU).

“No es la bomba atómica. Las exportaciones no desaparecerán porque existen diferencias (en) más de diez mil productos. Hay sectores que se verían afectados y otros no, pero no es el abismo”, insistió al resaltar que se requiere el análisis de sectores como los de telecomunicaciones, juguetes, muebles o agrícola, entre otros, que representan una oportunidad de diversificación en otros países.

Al presentar el estudio “La renegociación del TLCAN. Condiciones y propuestas para la cadena del calzado en México”, llevado a cabo en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizado por la Cámara de la Industria de Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG) junto con el Centro de Estudios China-México (Cechimex), Dussel indicó que nuestro país deberá implementar una política industrial que beneficie la manufactura mexicana y se esclarezcan las reglas de origen en las negociaciones del acuerdo comercial.

tlcan

El también coordinador de Cechimex, presentó cinco posibles escenarios que podrían enfrentar las tres naciones:

El primero es que los tres países lleguen a un acuerdo; el segundo, que no se llegue a algún acuerdo y el tratado continúe sin vigencia; el tercero, que no se llegue a algún acuerdo y se cancele; el cuarto, que no se llegue a algún acuerdo, se cancele y además haya aumento arancelario, y el quinto, que se dé un incremento en las reglas de origen.

En este sentido detalló que  se requiere una estrategia más activa, más pública y transparente  que permita una evaluación y donde México tiene mucho que ganar.

“El sector público no ha respondido a esta incertidumbre, y la economía mexicana no está en condiciones de quedarse sin el TLCAN; si hubiera cancelación, no habría debacle, ni abismo, pero sí hay que prepararse”, enfatizó.

Agrego que hasta el día de hoy no existe ningún análisis estructurado que ofrezca con certeza escenarios para la economía en el país, siendo la incertidumbre lo que ha afectado la inversión extranjera que habría llegado a México.

Respecto a la recomendación del vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sobre una propuesta de integración comercial de los países de América Latina y el Caribe, creando la ALCALC para blindarse del ambiente de incertidumbre, comentó:

“Es un tema viejo pero actual. Sin embargo, en la coyuntura actual, no nos quita del problema real y efectivo que es que el 63 por ciento del comercio en México se realiza con Estados Unidos y más del 75 por ciento de nuestras exportaciones es con ellos”.

Recalcó que es importante buscar una diversificación con América Latina pero también con China, Japón o la Unión Europea (UE), pero hoy por hoy la exportación es altamente dependiente de Estados Unidos y de darse una alianza Latinoamérica sería en el mediano plazo de 5 o 10 años.

”Yo diría que no nos hagamos bolas; el tema de hoy son los Estados Unidos y la renegociación del TLCAN”, puntualizó.