abc Radio


Piden trabajadores del hogar se cumpla promesa de ser reconocidos con derechos laborales

La representante de las y los trabajadores del hogar exigió al Gobierno Federal que
se envié el Convenio 189 al Senado para que se ratifique y se cumpla con las promesas sobre derechos laborales
que se hicieron en este sexenio.

La Secretaria General Colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho), Marcelina Bautista, indicó que
aún hay tiempo para que se cumpla esta ratificación,
pues fue una promesa que se realizó a dos millones de trabajadores del hogar.

Y es que en México, la Ley del seguro social excluye a estas personas laboralmente,
negándoles los derechos y prestaciones indispensables, como el servicio de guardería.
Por su parte la Ley Federal del Trabajo considera que los empleados domésticos, realizan un trabajo especial, por lo que restringe de derechos laborales que sí tienen otras ocupaciones.

En datos,
al menos el 70% de las empleadas del hogar ganan menos de dos salarios mínimos, el 97% no cuenta con seguridad social y viven a diario discriminación
, pues no existen facilidades para formalizar su situación laboral.

Es por ello que la Organización Internacional del trabajo (OIT) adoptó el Convenio 189 en el 2011,
el cual reconoce el trabajo doméstico y de cuidados remunerado como un trabajo que necesita derechos laborales
, mismo que necesita medidas para impedir el abuso y explotación.

Sin embargo este convenio,
aunque fue firmado, no ha sido ratificado
:

Ratificar el Convenio sería una muestra de cumplimiento y voluntad política para avanzar en el tema y sería dar un paso en la garantía de derechos en beneficio de las trabajadoras, sus familias y los más de 2 millones de hogares para quienes trabajan.

Marcelina Bautista, Secretaria General Colegiada del Sinactraho

A nivel internacional 25 países han ratificado el Convenio, logrando los derechos laborales para esta ocupación.
México es el país de América Latina con menor porcentaje de trabajadores del hogar formales
, incluso por debajo de El Salvador y Bolivia, según datos de la OIT.