abc Radio

Potencias recortan sus inversiones en México

Las empresas de Japón, España, Alemania y Estados Unidos redujeron sus inversiones en el país

Juan Luis Ramos | El Sol de México

Los principales países inversores en México redujeron la inyección de capital al país durante la primera mitad del año, en comparación con el mismo periodo de 2018, esto de acuerdo con cifras preliminares de la Secretaría de Economía (SE).

La Inversión Extranjera Directa (IED) creció 1.5 por ciento a tasa anual en el primer semestre del año. Sin embargo, cuatro de las cinco economías que aportan tres cuartas partes de ese capital extranjero disminuyeron el ritmo de inversión.

El caso más dramático fue Japón: En el periodo enero-junio de este año las empresas niponas invirtieron 59.8 por ciento menos que en el mismo lapso de 2018.

Otra caída considerable, de 26.7 por ciento, se observó en la inversión provenientes de España, que aporta una décima parte del capital foráneo en el país.

Los registros de la Secretaría de Economía indican que la inversión de compañías de Alemania bajó 24.6 por ciento.

Raymundo Tenorio, analista económico y financiero, explicó a El Sol de México las razones detrás de estos ajustes.

La economía de Japón crece menos de lo esperado y esto provoca que los inversionistas de ese país decidan no sacar sus recursos. A principios del mes, el gobierno nipón confirmó la ralentización de la tercera mayor economía del mundo, afectada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Alemania, la cuarta economía del orbe, registró un nulo crecimiento en la primera mitad del año, lo que limitó las inversiones de las empresas en el exterior.

En cuanto a España, la decimotercera economía del mundo, el especialista destacó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador canceló las subastas energéticas, lo cual afectó la inversión de ese país en territorio mexicano.

Fuente: Secretaría de Economía con datos preliminares del primer semestre

“En el caso de España sí tiene que ver con la confianza en este gobierno, dado que en la mitad de las subastas de energía estaban involucradas empresas españolas, mientras que en el sector de servicios financieros la inversión de ese país ya llegó a su tope”, comentó Tenorio.

Estados Unidos, el principal socio comercial de México con casi 38 por ciento de la IED en el país, también redujo la inyección de capital en territorio mexicano, aunque no fue tan drástico, al registrar una baja de 1.5 por ciento.

Aquí Tenorio refirió que la postura del presidente Donald Trump contra las empresas estadounidenses que deciden invertir fuera de su país, así como el retraso en la ratificación del Tratado entre México, Estados unidos y Canadá (T-MEC), han sido las principales causas.

De entre los principales países inversores en México, sólo Canadá reportó un alza, de más del doble en comparación con la primera mitad del año pasado: 118.3 por ciento.

Llama la atención el caso de China, una economía que en 2018 registró su mayor inversión en territorio mexicano, pero en el primer semestre de este año tuvo una contracción de 67.7 por ciento en inyección de capital al país.

Tenorio descartó que la guerra comercial entre Washington y Pekín afectara el ánimo de las empresas china de invertir en México Tiene que ver con la preferencia del país asiático hacia otros países de la región, como Brasil, Colombia o Panamá, en los que lleva más años inyectando capital.

LOS QUE EMPUJARON LA INVERSIÓN

Si bien la mayoría de los grandes inversores de México bajaron el ritmo, otros países como Brasil, Colombia, Bélgica, Francia y Corea la incrementaron de manera considerable.

Las inversiones de las empresas de Brasil pasaron de 0 millones de dólares a 169 millones entre el primer semestre de 2018 y el de este año.

Las de Colombia pasaron de 1.5 millones a 126 millones en ese lapso; las de Bélgica de 18 millones a casi 734 millones de dólares, y las de Corea de 77 millones a 250 millones de dólares.

“Esos países que invierten más en México lo hacen por la ventaja de que pueden agregar valor a sus productos y aprovechar el trato preferencia arancelario a las exportaciones que hacen a EU”, concluyó Tenorio.