abc Radio

Proveedoras, afectadas por el paro en General Motors

  • Tania Aviles
  • Jueves 3 de octubre de 2019
  • en Finanzas

La suspensión de las actividades de la planta en Silao, Guanajuato congela a más de 10 mil trabajadores de la armadora y sus abastecedoras

El cierre temporal de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, que afecta a más de 10 mil trabajadores de la empresa y de sus proveedores, ocurre en un momento en el que las tres automotrices que venden más autos en el país pierden terreno en la colocación de unidades.

Entre enero y septiembre de este año, Nissan, General Motors y Volkswagen colocaron 456 mil 847 autos nuevos, una cifra 23 por ciento menor a la del mismo periodo de 2018. El dato de este lapso representa que las tres armadoras vendieron 136 mil 333 unidades menos que el año pasado.

La huelga de General Motors en Estados Unidos ya presenta afectaciones en Querétaro, donde la producción se frenó hasta 50 por ciento, pues existen 80 proveedoras que entregan autopartes a la armadora estadounidense.

En Guanajuato, Hugo Varela Flores, representante de la Central de Trabajadores de México (CTM) señaló que además de General Motors, hay empresas ligadas a la proveeduría en la fabricación de vehículos que tendrán que suspender labores por esta misma circunstancia, aunque reconoció que desconoce la cantidad de empresas que pueden resultar afectadas.

De acuerdo con lo informado por la empresa automotriz, poco más de siete mil trabajadores de la ensambladora de las áreas de Motores y Ensamble verán afectados en sus ingresos.

Varela Flores comentó que el paro tendrá efecto en la planta de Motores por un periodo de hasta ocho días, mientras que en la planta de Ensamble se realizará los días necesarios, hasta la llegada de los componentes, aunque no se estableció una fecha para el regreso a labores.

El representante sindical dijo que la empresa se comprometió a cubrir 55 por ciento del sueldo de los trabajadores y acordaron con los delegados sindicales que los empleados no tienen la obligación de presentarse en la planta.

Fuente: AMDA / Gráfico: Luis Calderón

Por separado, Mauricio Barriga, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable del Estado de Guanajuato (SDES), aseguró que General Motors es una empresa “tractora”, por lo que si detiene su producción afecta a cientos de productores.

El paro técnico en Silao, la planta que produce camionetas tipo pick up, se debe a la escasez de piezas de transmisión causada por una huelga del sindicato United Auto Workers, el más poderoso del sector automotriz de Estados Unidos, donde los empleados de GM exigen aumentos salariales, mejoras en condiciones de contratación y de seguridad social.

SE EXPANDE EL DAÑO

En Querétaro, Antonio Herrera Rivera, Consejero del Clúster Automotriz, señaló que en la entidad existen 80 empresas que son proveedoras de General Motors, por lo que la huelga en Estados Unidos las obligó a reducir hasta 50 por ciento su producción.

“En el caso de algunos proveedores ya tenemos 17 días que no embarcamos nada a General Motors los que surtimos directamente a las empresas de Estados Unidos”, subrayó.

Según datos oficiales, del total de compañías, 30 son proveedores directos y 50 indirectos.

DEPRESIÓN AUTOMOTRIZ

La comercialización de vehículos ligeros de Nissan, General Motors y Volkswagen representó 47.8 por ciento del mercado nacional, por lo que las caídas en las ventas de las compañías arrastraron el resultado total, en un segmento que tiene casi dos años y medio con disminuciones.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la disminución más profunda en cuanto al porcentaje de ventas correspondió a la alemana Volkswagen, con una contracción de 26.87 por ciento.

La segunda empresa con la mayor afectación es la japonesa, Nissan, cuya entrega de autos nuevos disminuyó 25.6 por ciento, y las de General Motors cayeron 16.9 por ciento.