abc Radio


Recesión en Brasil afianza liderazgo automotriz de México en Latinoamérica

  • Viernes 10 de marzo de 2017
  • en Finanzas

Río de Janeiro, Brasil. (Notimex).- La dura recesión que sufre
Brasil provocó el desplome de su mercado de automóviles, mientras
en México la industria –estimulada por las exportaciones y el
crecimiento del mercado nacional- se ha afianzado como líder de
producción de América Latina.

La crisis en Brasil provocó una caída del Producto Interno
Bruto (PIB) del 7.2 por ciento en dos años, un duro golpe para una
economía que hoy suma 13 millones de desempleados y tiene en la
industria el sector más afectado por la recesión.

En ese escenario, el sector automotriz es probablemente uno de
los más azotados, como reflejan unas cifras que revelan el
estancamiento en la producción a niveles de hace más de una
década y unas cifras de ventas que no cesan de caer.

En 2014 Brasil perdió su puesto como mayor fabricante de
América Latina en favor de México, cuando el país sudamericano
fabricó dos millones 973 mil autos, por tres millones 219 mil
unidades el país norteamericano, y desde entonces esa tendencia
continuó acelerándose. Desde entonces, ambas industrias han
seguido dispares trayectorias: en Brasil el sector ha continuado
hundiéndose, incapaz de estancar con exportaciones la destrucción
del mercado nacional; en México la producción, las ventas
nacionales y las ventas exteriores acumulan récord tras
récord.

En 2016 Brasil produjo 2.15 millones de autos, por 3.46 millones
en México, un dato histórico, impulsado en parte por el
crecimiento de las ventas nacionales (1.6 millones de unidades,
también sin precedentes) y por la recuperación en Estados
Unidos.

En los dos primeros meses de 2017 Brasil produjo 375 mil
vehículos, una leve recuperación respecto a los dos mismos meses
de 2016 (292 mil unidades), pero lejos de los 580 mil autos
producidos en México, según datos de la Asociación Nacional de
Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (ANFAVEA) y la
Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

“La producción de vehículos ligeros alcanza una cifra sin
precedente para un mes de febrero”, señaló la AMIA en un
comunicado.

De esta forma, México se consolida como la potencia productora
de vehículos regional y, tras superar a Brasil en este renglón,
se situó como el octavo mayor productor mundial en 2016, según
datos de la Organización Internacional de Constructores de
Automóviles (OICA, en sus siglas en inglés).

No solo la producción ha dado un vuelco, sino también las
ventas internas, a pesar de que Brasil tiene un mercado mayor que
el mexicano, ya que hay una diferencia de 80 millones de personas a
nivel de población.

Si el año pasado las ventas de vehículos ligeros fueron apenas
un 20 por ciento mayores en Brasil que en México, en 2017 la
tendencia es a un mayor equilibro.

En los dos primeros meses de este año se vendieron en Brasil
282 mil vehículos (-6.4 por ciento respecto a 2016), por 241 mil
en México (+4.7 por ciento)

“Ya imaginábamos un primer trimestre difícil, lo que se
está concretizando. Pero el resultado sorprendió
negativamente”, admitió esta semana Antonio Megale, presidente
de la ANFAVEA, al comentar las ventas en febrero.