abc Radio


Rechaza Profeco que exista alza generalizada de precios en productos básicos

  • Miércoles 1 de febrero de 2017
  • en Finanzas

Tras rechazar que exista un aumento generalizado en el precio de
los productos de la canasta básica, el titular de la Procuraduría
Federal del Consumidor (Profeco), Ernesto Nemer, informó que han
detectado incrementos injustificados en ocho estados de la
República Mexicana en la venta de tortilla, huevo y pollo.

Baja California, Baja California Sur, Sonora, Veracruz, Ciudad
de México, Oaxaca, Chihuahua y Chiapas, son las entidades
federativas en donde se han identificado algunos “picos”, de
entre un peso y 1.30 pesos por arriba del precio autorizado en
tortillerías, motivo por el cual, como resultado de mil 700
verificaciones, la Profeco ha sancionado a 60 establecimientos en
los últimos días, dijo al ser entrevistado al término de la
Reunión Plenaria de los diputados del PRI en San Lázaro.

“El precio de la tortilla es diferenciado a nivel nacional, en
cada región es distinta, la composición es distinta, si es harina
de maíz, si es nixtamal o si es una mezcla, en cada Estado, en
cada región es distinta y en eso estamos trabajando, para que no
haya un incremento generalizado, que no existe, y desde luego hay
una gran conciencia de productores, de comerciantes, es a lo que
nos estamos avocando”, indicó.

Las principales causas para que la Profeco aplicara dichas
sanciones es porque las basculas no estaban bien calibradas, es
decir, no estaban vendiendo kilos de a kilo; segundo, porque los
precios no estaban a la vista y tercero, porque estaban cobrando un
precio mayor al exhibido, detalló Nemer.

Además y como parte de las medidas de verificación que lleva a
cabo la Profeco ante la liberalización de los precios de las
gasolinas, su titular Ernesto Nemer precisó que de diciembre a la
fecha más de dos mil 700 gasolineras fueron auditadas, de las
cuales se han inmovilizado más de 150 mangueras y se interpusieron
seis denuncias penales ante la PGR (cuatro en Puebla, una en la
Ciudad de México y otra en el Estado de México) porque no
permitieron su verificación

Ante esta situación, dijo que aplicaron sanciones por 250 mil
pesos a cada una de las estaciones de venta de combustible que se
negaron a ser verificadas, por lo que de comprobarse que incurren
en irregularidades los dueños se pueden hacer acreedores a una
pena de hasta 10 años de prisión.

“Hay monitoreo las 24 horas del día, estamos atentos en las
gasolineras a que no haya algún brinco o sobresalto, se sigan
dando condiciones de transparencia y seguridad a favor de los
consumidores”, garantizó Nemer Álvarez.