abc Radio


Regreso a clases aumenta las filas en las casas de empeño

  • Lunes 21 de agosto de 2017
  • en Finanzas

El empeño puede ser una fuente de financiamiento para solventar gastos inmediatos, en especial en este regreso a clases, sin embargo es necesario comparar al menos tres instituciones prendarias antes de elegir a cuál entregarle los objetos de valor.

Lo primero a considerar son las condiciones, comisiones, intereses, costo de almacenaje y Costo Anual Total (CAT), aconseja la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en su Revista.

Indica que hay que revisar que las casas de empeño, incluyendo las instituciones de Asistencia Privada, tengan registrado su contrato de adhesión ante la Profeco y estén inscritas en el Registro Público de Casas de Empeño.

Antes de empeñar un producto se debe calcular si lo que se recibirá como préstamo cubre las necesidades y si se podrá recuperar la prenda y se sugiere que la capacidad de pago no exceda el 35% de los ingresos.

Una vez que se entregue la prenda, se tiene derecho a exigir el contrato, documento jurídico prendario o boleta de empeño, y no se debe firmar el contrato sin antes leer las cláusulas que establecen los plazos y servicios extra.

Por otra parte, cuando se acuda a desempeñar una prenda, hay que revisar que se trate de la que se empeñó y que no presente alteraciones o daños, pues de lo contrario no se debe aceptar hasta aclarar la situación.

También se puede optar por un refrendo, éste es la renovación del contrato una vez concluido el término del préstamo.

En caso de que no se cuente con el dinero para recuperar lo empeñado, Profeco subraya que ésta saldrá a la venta, sin embargo se tiene derecho a saber en cuánto se vendió para solicitar la diferencia.

Sugiere evitar hacer tratos con personas ajenas a la casa de empeños, pues se pone en riesgo el patrimonio y la devolución.