abc Radio


Retorno de capitales fortalecerá la economía, afirma la Secretaría de Hacienda

  • Se promovería el regreso a México de recursos ubicados fuera
    de territorio nacional

El esquema de retorno de capitales que estará vigente durante
seis meses fortalecerá la economía nacional, ya que estos
recursos se invertirán en actividades productivas, destacó la
Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia federal explicó que el retorno de capitales del
extranjero es una facilidad fiscal para personas físicas y
morales, que promueve el regreso a México de recursos ubicados
fuera de territorio nacional, con la finalidad de que se inviertan
en actividades benéficas para el país.

Recordó que en el marco del Acuerdo para el Fortalecimiento
Económico y la Protección de la Economía Familiar, anunciado por
el Gobierno federal, se ofreció un esquema de retorno de capitales
con una tasa reducida de Impuesto sobre la Renta (ISR) de 8.0 por
ciento sobre el monto de los recursos que regresen a México los
contribuyentes.

Así, aquellos contribuyentes que tienen capital en el
extranjero del cual en su momento pagaron ISR, únicamente deben
acreditar ese pago, mientras que la tasa de 8.0 por ciento del ISR
a que se refiere el decreto respectivo solo aplicará por el
capital del cual no se haya cubierto el impuesto.

Dicho esquema está dirigido a personas físicas y morales
residentes en México y a los residentes en el extranjero con
establecimiento permanente en el país, que hayan obtenido ingresos
provenientes de inversiones directas e indirectas, y que los hayan
mantenido en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2016.

En el Informe Semanal de su Vocería, la Secretaría de Hacienda
señaló que el acuerdo estará vigente durante seis meses contados
a partir de la publicación del decreto.

Para obtener este beneficio, el capital retornado deberá
destinarse a inversiones productivas, como adquisición de bienes
de activo fijo y adquisición de terrenos y construcciones.

Asimismo, en investigación y desarrollo de tecnología y
exclusivamente a la ejecución de proyectos propios del
contribuyente, que se encuentren dirigidos al desarrollo de
productos, materiales o procesos de producción para la
investigación y desarrollo de tecnología.

Además, debe destinarse al pago de pasivos que hayan contraído
con partes independientes con anterioridad a la entrada en vigor
del decreto que otorga esta facilidad.