abc Radio


Salud Digna y la filantropía moderna: Juan Carlos Ordoñez

A
llen Grossman llevó el caso de Salud Digna a las aulas de la Escuela de Negocios de Harvard. El profesor ha centrado sus investigaciones en las organizaciones sin fines de lucro de alto rendimiento. Salud Digna prestó servicios de salud preventivos y de diagnóstico a 8.1 millones de pacientes en 2017 y este año se propone llegar a 10 millones. Elprecio, dice su director general Juan Carlos Ordoñez, es disruptivamente muy bajo y asegura accesibilidad, “pero la disrupción que más nos enorgullece es de otro tipo”.

En entrevista con El Sol de México habla de la organización creada en 2003 por iniciativa del empresario sinaloense Jesús Vizcarra Calderón, propietario de SuKarne, bajo un modelo de filantropía que Juan Carlos Ordoñez define como no tradicional que tiene dos principios: la autosustentabilidad y la cultura del desempeño.

En México, asegura, hay siete entidades del sector salud que cuentan con el nivel de certificación que posee Salud Digna, y son quizá los hospitales más caros del país.

La clínica de Salud Digna en Culiacán, dice, fue la primera entidad de diagnóstico en el país certificada por la Joint Comission International, la más exigente del mundo en el ámbito hospitalario por la calidad hacia los pacientes; la organización cumple además con la norma ISO 15189 para laboratorios clínicos, el Premio Nacional de Calidad 2017 y fue incluida en el Great Place to Work.

A principios del mes, y después de más de 200 auditorías internas se convirtió en la primera entidad del sector en obtener la certificación del NYCE por sus prácticas en el manejo de datos personales. El organismo es avalado por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

¿Cómo logra una institución de asistencia privada el equilibro entre precio y calidad?

Por medio de la escala, de las empresas aliadas que tenemos a nivel mundial. La maestría en negocios de la Universidad de Harvard sobre Instituciones No Lucrativas de Alto Desempeño plantea eso precisamente. El impacto social es importante, pero también los estándares. ¿Si vas a una clínica te puedes encontrar mármol? no, ¿sillones de piel?, tampoco, pero vas a encontrar un servicio digno y la tecnología más avanzada.

Por ejemplo, tenemos tres centros de interpretación radiológica a distancia con especialistas que atienden a pacientes en cualquiera de las 80 clínicas en los 24 estados del país donde estamos presentes. Entonces una paciente se lleva por 180 pesos no solamente una mastografía realizado con un equipo moderno, sino también con la interpretación de un especialista.

¿Cómo perdurar 15 años? Como organización no lucrativa y autosustentable crecemos con nuestros propios recursos, no hay subsidios ni colectas. Los primeros tres años y medio la organización no fue autosustentable.

Ahora, los planes de abrir clínicas se basan en los recursos que generamos y nunca a costa de fundamentales como la promesa de entregar en la mano del paciente una tomografía en 45 minutos ya interpretada