abc Radio


Los financiamientos prendarios cobran auge entre las opciones de financiamiento

  • Sábado 17 de diciembre de 2016
  • en Finanzas

El financiamiento prendario se ha constituido en un mecanismo
para que las personas superen una coyuntura económica, toda vez
que ocho de 10 individuos que entregan un artículo para obtener un
crédito en esta modalidad la recuperan, aseguró la Asociación
Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre).

El presidente de la organización, Rafael Mondragón, aseguró
que el mercado prendario se ha consolidado como una actividad
favorable para la actividad económica, toda vez que permite al
acreedor del crédito preservar su poder de compra, particularmente
para una emergencia o caso especial.

En conferencia de prensa, el empresario afirmó que la
participación del sector privado en esa actividad económica ha
representado importantes ventajas, toda vez que, bajo una acertada
regulación, permitió acercar miles de sucursales de servicios
prendarios a poblaciones aisladas, apoyándolas a superar diversas
coyunturas.

Al respecto, afirmó que el sector reportó un crecimiento
sostenido y relevante de 1997 a 2012, aunque hoy en día se
mantiene en expansión, pero a un ritmo inferior.

En ese sentido, afirmó que la Asociación Mexicana de Empresas
de Servicios Prendarios (Amespre), apoya a la población de bajos
ingresos, particularmente a aquellos sectores de la población que
registran un bajo ingreso y cuya condición laboral les implica un
crédito en condiciones particulares y flexibles. “Es decir, la
gente que reporta ingresos de menos de tres salarios mínimos, es
decir, alrededor de seis mil 600 pesos mensuales”, comentó.

De tal manera, el presidente de la Amespre dijo que las personas
que reportan ingresos por arriba de lo mencionado, están dentro
del mercado-objetivo de otras instituciones financieras como los
bancos.

Al respecto, recordó que el pasado 12 de agosto la
organización que representa firmó un acuerdo de colaboración con
la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), con el objetivo
de preservar buenas prácticas en la prestación de créditos
prendarios y evitar abusos en contra de los usuarios de este tipo
de servicios.