abc Radio


Sector público registrará superávit primario de 0.4 % del PIB, informa Hacienda

Frente a la valoración que realizan calificadoras internacionales sobre la capacidad de pago del Gobierno mexicano, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) adelantó que el proceso de consolidación fiscal continuará durante 2018, con el objetivo de revertir el saldo de la deuda pública y elevar los ingresos públicos.

José Antonio Meade aseguró que al margen de los históricos 321 mil millones de pesos por concepto de remanente del ejercicio fiscal 2016 que entregó el Banco de México (Banxico) al Gobierno federal, lo cierto es que en este 2017 el sector público alcanzará un superávit primario de 0.4 por ciento, por primera vez desde 2008. “Hacia 2018 habremos de continuar con el esfuerzo de consolidación, pero la distancia que tendremos que tenemos que consolidar del 17 para el 18 es menor que la que tuvimos que recorrer del 15 para el 16 y del 16 para el 17

Por lo que, en términos generales, el proceso de consolidación habrá de continuar de manera creíble y certera”, comentó.

Así, el encabezar la inauguración del foro “Founding Tour”, organizado por Latin-American Oil & Gas Association, el funcionario destacó los esfuerzos importantes que ha realizado México en el proceso para sanear sus finanzas públicas.

“Mucho se ha hablado de los retos que en finanzas públicas tenemos, son importantes, son relevantes, nos han implicado, desde el punto de vista del Gobierno, esfuerzos muy importantes. Pero pasa a veces desapercibido el tamaño del reto que tuvimos que enfrentar: México perdió casi cinco puntos del PIB de ingresos petroleros, y los sustituyó por casi cinco puntos del PIB de ingresos tributarios”, comentó.

En este sentido, recordó que “pasamos de que los ingresos petroleros nos aportaran cuatro de cada diez pesos, a que nos aportara menos de dos de cada diez pesos de los ingresos públicos”.

El secretario reconoció que los remanentes permitirán afianzar el proceso de consolidación fiscal en que transitan las finanzas del país.

“Nosotros seguimos pensando que sin remanente tendremos un superávit primario de aproximadamente 0.5, la primera vez que logramos un superávit primario desde 2008; nuestros Requerimientos Financieros del Sector Público habrán de ubicarse en 2.9, sin remanentes; y la deuda como porcentaje del PIB, sin remanentes, se ubicaría por debajo de 50 por ciento, lo que implica un primer dato de consolidación y un movimiento en la dirección correcta”, comentó.

“Pero -agregó-, sí, además, sumamos el remanente que por ley tenemos que utilizar para mejorar nuestro balance, el entorno de finanzas públicas de 2017 se ve bastante robusto: el déficit habrá de ser menor, el superávit primario habrá de ser mayor y todo lo demás constante; la deuda como porcentaje del PIB habrá de disminuir, incluso, un poco más de lo que lo hubiese hecho en el escenario sin remanente”.

Finalmente, el titular de la SHCP destacó el comportamiento que hoy en día reporta la economía mexicana, pues si bien admitió que el avance a tasa anual de 2.3 por ciento reportado en 2016 “es un número lejano al que nos gustaría, lejano a nuestro potencial, lejano al que quisiéramos y, por lo tanto, un crecimiento bajo respecto de la expectativa”, al mismo tiempo es un avance “robusto” tomando en cuenta el adverso contexto económico internacional.

“Si quitamos México de América Latina, América Latina en el 2016 cayó dos por ciento, Estados Unido en el 2016 había crecido 1.6 por ciento y el promedio de las economías avanzadas habría crecido también 1.6 por ciento; eso ilustra que, relativo a contexto, no solamente en lo específico y la volatilidad que enfrentamos, sino el contexto del crecimiento internacional, 2.3 de la economía mexicana es un crecimiento robusto y constante”, comentó.