abc Radio

Sin energía, no hay forma de crecer en el sur: Tomás Ehrenberg

  • Tania Aviles
  • Lunes 19 de agosto de 2019
  • en Finanzas

El Grupo Financiero Ve por Más define las prioridades para el crecimiento. Su director, Tomás Ehrenberg Aldford considera que asegurar energía a bajo costo, y en particular a partir de fuentes como el gas, es fundamental

El plan del Presidente para el sur-sureste del país es loable y valioso, dice Tomás Ehrenberg, director del Grupo Financiero Ve por Más, pero aclara que si no se resuelve el tema del gas, de la falta de energía barata para esta región, “no hay manera de crecer”.

El norte crece porque tiene energía barata y esto le permite ser productivo. En el sur “tenemos un gasoducto, pero si no logramos que llegue a Tuxpan”, no habrá crecimiento, dice el directivo en relación con el proyecto desarrollado por IEnova y TransCanada y que promete transportar desde Texas hacia ese puerto veracruzano dos mil 600 millones de pies cúbicos de gas natural al día.

Las empresas anunciaron a principios de junio la conclusión de los trabajos de construcción del ducto que requirió una inversión de dos mil 500 millones de dólares y que se espera incremente 40 por ciento la capacidad actual de importación de gas natural. A través de sus interconexiones se prevé que distribuya gas natural a regiones en el centro y sur de México.

El proyecto está detenido. El gobierno está en negociaciones con las empresas constructoras de este y otros gasoductos al considerar que los términos de los contratos pactados en la administración pasada colocan en desventaja al Estado.

En entrevista con El Sol de México, Ehrenberg destaca la importancia de que se resuelvan estos conflictos. Es un tema clave que puede interferir en la ratificación del nuevo Tratado entre México, Canadá y Estados Unidos, porque se está afectando a empresas estadounidenses y canadienses.

La ratificación del acuerdo comercial, dice, daría tranquilidad y certeza a quienes se dedican a la exportación no petrolera, uno de los sector que se mantiene a flote en medio de la incertidumbre que abunda en otros segmentos de la economía, preocupados principalmente por la caída en la inversión privada.

El común denominador en la conversación con los clientes de Ve por Más es un crecimiento pobre, pero sobre todo el freno en la inversión privada. “Es lo que más preocupa”, porque es la que genera empleos y valor en la economía”.

El mundo, señala, está creciendo alrededor de 3.2 o 3.3 por ciento y Estados Unidos, 2.6. México cerrará el año con 0.6 por ciento (Ve por Más había previsto 1.4 por ciento), y ese nivel “es triste”, lamenta el banquero.

Foto: Roberto Hernández

La razón de que México no crezca más son las acciones internas que afectan el apetito de inversión y más entre las medianas y pequeñas.

Sobre el escenario para todo el sexenio, Ehrenberg es contundente: No creemos que vaya a estar arriba de 1.5 o 1. 6 por ciento de crecimiento promedio anual (4 por ciento espera el gobierno federal).

ENTRADA A LA BMV, POR AHORA NO

A pesar de los pronósticos de un menor crecimiento económico, el quinceañero Ve por Más mantiene el ánimo arriba.

“Somos un grupo con planes de largo plazo, somos un grupo en esencia optimista y pretendemos seguir creciendo”. Para ello, platica Ehrenberg, la institución financiera decidió el año pasado construir un nuevo plan de negocios 2019-2025, que no está hecho para la colocación bursátil, planteada en su programa de 2014 y que habían calculado que ocurriera en este 2019.

Desde su fundación, el grupo triplicó su tamaño y en 2018, un año que Ehrenber califica como espectacular, cerró con una cartera de 41 mil millones de pesos.

Hacia adelante, la aspiración del banco es duplicar el tamaño del grupo para cerrar con una cartera de alrededor de 100 mil millones de pesos en 2025, “y en el camino colocarnos en bolsa cuando el momento sea óptimo”.

El objetivo de entrar a la Bolsa Mexicana de Valores, aclara, es para tener capital e impulsar el crecimiento, pero no es el objetivo. “Esta vez, lo que estamos buscando es incrementar nuestro nivel de especialización. No queremos ser un banco que vaya a todos los segmentos y a toda la población”, precisa.

Como ejemplo menciona la exitosa penetración que alcanzó el grupo en el sector agropecuario, que ya representa 20 por ciento de su cartera, por lo que será un rubro con un enfoque primordial, aunque sin abandonar otros como el negocio hipotecario, enfocado en personas físicas, y donde, dice, son quizá el banco de más rápido crecimiento en términos relativos.

“Nos gusta mucho el segmento de la construcción de vivienda y de todo lo que tiene que ver con centros comerciales, aunque el segmento está pasando por un momento difícil, pero se va a empezar a resolver.

“Particularmente en la Ciudad de México se pararon muchos proyectos y entiendo que hay una voluntad de retomarlos. En otras partes del país no se frenaron tanto como en la ciudad y tiene que ver con la administración de Claudia Sheinbaum, que quiso revisar muchos proyectos a la luz de aparentes actos de corrupción. Es loable su propuesta, aunque creo que se le pasó la mano y paró mucho, pero estoy seguro de que va a arrancar”, señala Tomás Ehrenberg.