abc Radio

Suspende GM a 6 mil empleados en Silao

  • Tania Aviles
  • Miércoles 2 de octubre de 2019
  • en Finanzas

Afectará a seis mil trabajadores que trabajan en fábricas de México

SILAO. General Motors en México suspendió a seis mil trabajadores de su fábrica en Silao, Guanajuato, que entró en paro técnico ante la falta de componentes por la huelga que lleva ya dos semanas en las plantas de la armadora en Estados Unidos.

Con esta medida suspendió actividades casi un tercio de los 19 mil empleados de GM en México. La armadora tiene otros tres complejos de manufactura en Ramos Arizpe, San Luis Potosí y Toluca, y un Centro Regional de Ingeniería, también en la capital mexiquense -además de oficinas centrales en la Ciudad de México-, que hasta ahora no reportan afectaciones por la huelga en EU.

Según el área de Comunicación de la empresa, los trabajadores recibirán un porcentaje de su salario en tanto se mantenga el paro técnico en la planta de Silao. La empresa comunicó que durante este periodo dará un mantenimiento preventivo a las instalaciones y a los equipos.

La compañía indicó que la duración del paro dependerá de que lleguen las piezas para reactivar las tres líneas de producción que están detenidas y afectaron la fabricación de sus modelos Chevrolet Silverado, Chevrolet Cheyenne y GMC Sierra. El líder local de la CTM, Hugo Varela Flores, dijo que el paro de los seis mil trabajadores de la planta de GM en Silao afectará a unos 12 mil de empresas proveedoras de la armadora.

El 15 de septiembre, 48 mil trabajadores estadounidenses de GM afiliados al poderoso sindicato United Automobile Workers (UAW) iniciaron una huelga, después de dos meses de negociación para un nuevo contrato colectivo. El gremio argumentó que en ese lapso las partes sólo habían llegado a acuerdos sobre dos por ciento del conjunto de demandas.

La producción de automóviles de la armadora quedó completamente parada en las plantas de Estados Unidos, por primera vez desde la huelga de 2007.

La huelga ya provocó también problemas en centros de producción de Canadá. La semana pasada tres mil 600 empleados de la planta de Oshawa fueron “despedidos temporalmente” por la falta de piezas y autopartes provenientes de Estados Unidos para el montaje de vehículos.

El senador Napoleón Gómez Urrutia, quien como líder del sindicato minero mantiene una alianza con varios sindicatos a nivel internacional, dijo que envió una carta a Gary Jones, presidente del UAW, para apoyar sus demandas, aunque se dijo preocupado por la duración de la huelga en las 30 plantas de GM en Estados Unidos, “ya que sus efectos repercutirán en los trabajadores mexicanos’’.

Foto: Especial

El dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana consideró justas y atendibles las demandas de los casi 48 mil trabajadores de la armadora estadounidense que el año pasado tuvo ganancias de alrededor de 12 mil millones de dólares.

Las “demandas son indispensables: salarios justos, atención médica, estabilidad laboral, antigüedad”, dijo a El Sol de México el también presidente de la Comisión de Trabajo en el Senado.

“La economía norteamericana no podrá prosperar sin buenos salarios y sindicatos democráticos. Los mineros lucharemos juntos con nuestros hermanos y hermanas de la UAW”, agregó Gómez Urrutia Este martes, el sindicato rechazó la última oferta de contrato laboral de General Motors, propuesta el lunes por la noche, al considerar que no abordó los problemas cruciales por los que sus miembros están en huelga, dijo el martes el principal negociador del sindicato de la armadora.

Al cumplirse este lunes dos semanas del paro, los trabajadores de GM en huelga empezaron a recibir 250 dólares a la semana procedentes de los fondos del sindicato UAW, mientras dure el paro. Según la categoría, los trabajadores en huelga cobran habitualmente entre 600 y mil 200 dólares a la semana.

Una aproximación a los salarios reportada por el buscador de empleo Indeed, basada en aportaciones de terceras personas, indica que el ingreso mensual de un operador de máquina en GM en México ronda los cinco mil 500 pesos y 18 mil 800 pesos el de un supervisor de producción.

AJUSTE GLOBAL

El sindicato estadounidense intenta evitar que General Motors cierre dos plantas de producción ubicadas en los estados de Ohio y Michigan. La seguridad laboral es una de las demandas en la negociación con la empresa.

A principios de febrero, la compañía confirmó el despido de cuatro mil trabajadores como parte de un plan de reducción de 15 por ciento en empleos administrativos. Además, el cierre de cuatro plantas estadounidenses y una quinta en Canadá.

El objetivo de esa estrategia, justificó la automotriz, es liberar seis mil mil millones de dólares al año para invertir en una nueva generación de autos, como vehículos eléctricos y de auto-conducción.

Con información de Gabriel Xantomila