abc Radio


Te damos los mejores tips para gastar en este Buen Fin

Este 2019 el Buen Fin será del 15 al 18 de noviembre, cuatro días en lo que empresas y negocios ofrecerán las mayores ofertas

Este 2019 el Buen Fin será del 15 al 18 de noviembre, cuatro días en lo que empresas y negocios ofrecerán las mayores ofertas.

El Buen Fin busca activar la economía a través de compras con ofertas y descuentos para los consumidores y se estiman ventas por 118 mil millones de pesos.

Aquí te damos algunos tips:

Cuidando los centavos

Sea que te lo adelanten por El Buen Fin o que gastes a crédito pensando en que vas a recibirlo en diciembre, lo cierto es que, si no lo cuidas, el aguinaldo puede volar de tus manos más rápido de lo que te imaginas.

Esta prestación laboral es parte de tu salario anual, por lo que lo ideal sería emplearlo para el ahorro, para comprar un inmueble o para liberarte del pago de alguna deuda como suelen recomendar la Procuraduría Federal del Consumidor y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

En anteriores ediciones de El Buen Fin, los expertos en finanzas personales han recomendado que, de tu aguinaldo, destines 30% por ciento al ahorro y después revises con cuidado si lo que vas a comprar realmente es una necesidad o simplemente un gasto. Anótalo.

Consejos para arrancar

Si bien El Buen Fin tiene un lado lúdico muy claro (¿quién no disfruta ir de compras?), lo cierto es que convendría una preparación previa para aprovechar al máximo una campaña como estas.

Por ello, instituciones como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) han recomendado en años anteriores hacer algunos preparativos.

Primero, comparar precios con semanas de antelación para verificar durante la campaña que las ofertas de verdad lo son, pero si no pudiste hacerlo, también puedes usar herramientas como el Quién es Quién en los Precios y el Monitoreo de Tiendas Virtuales de Profeco para tener una idea de los precios y cuáles proveedores son seguros.

Pide comprobante

Si quieres hacer el cambio de un producto que compraste, o reclamar por fallas, vas a necesitar comprobante de compra y garantía, así que no te olvides de pedirlos, como ha recomendado la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco). La institución dice que la garantía te la deben entregar por escrito, en español, y precisando su alcance, duración, talleres de servicio donde podrías llevar el producto que adquiriste y los mecanismos para hacerla efectiva, no inferiores a tres meses.

También deben entregarte comprobante de compra o factura que identifique al proveedor y el tipo de producto que compraste, porque te los van a pedir en caso de que quieras hacer un cambio o reclamo.

Si compras un aparato, cerciórate de recibir los instructivos o manuales de operación en tu idioma para su mejor uso.

En línea a lo seguro

¿Te chocan los tumultos y las largas caminatas en los centros comerciales? Entonces una buena opción para ti es realizar tus compras por internet, pero es necesario tener en cuenta los riesgos para que tus transacciones sean seguras y exitosas.

De acuerdo con lo dicho en anteriores ocasiones por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), debes verificar que el sitio sea seguro, comprobando que su dirección inicie con https o https y que en la parte inferior o superior derecha de la barra de estado tenga el ícono de un candado; también evitar comprar en cibercafés.

Asimismo, revisa los sellos de seguridad de la página; imprimir y guardar los comprobantes y verificar los datos de contacto para cualquier reclamación posterior. Con eso, ya estás listo.

No te duermas

Nadie debería sentirse defraudado en El Buen Fin, que se realiza para ofrecer buenas ofertas, pero lo cierto es que en ediciones pasadas de esta campaña algunos compradores han sufrido descalabros.

Por ejemplo, comprar algo a meses sin intereses y descubrir que no les fueron aplicados; esto se puede evitar cerciorándote que en tu comprobante de pago esté marcada esta modalidad.

Ten cuidado también con los productos que se vendan al 2 x 1 o 3 x 2; solo cómpralos si de verdad representan, individualmente, un precio más bajo que el que tendrían por separado; no adquieras mercancía con el comercio informal, porque en caso de problemas, no podrás recibir ayuda de las autoridades. Además, ten cuidado de esas tiendas que ponen ofertas y se les agotan muy temprano porque muchas veces usan eso como gancho.

Los negocios ya tienen anuncios para el Buen Fin / Foto: Daniel Hidalgo

Comprador prevenido

Si los proveedores no te informan ni respetan los precios, las promociones las modalidades, las reservaciones; si se niegan a entregarte un bien o servicio después de que tú hayas realizado el pago; si su publicidad es engañosa, si no te quieren hacer válida la garantía, entre otras irregularidades, tú puedes hacer valer tus derechos como consumidor.

En una campaña como la de El Buen Fin, donde probablemente vas a invertir una buena cantidad de dinero, conviene que te informes acerca de tus derechos acudiendo directamente a documentos como la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley de Aviación Civil, la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, o bien, en las páginas web o redes sociales de instituciones como la Profeco y la Condusef. No te confíes y ve preparado con lo que debes saber.

Evita el impulso

Digamos que planeaste con anticipación tus gastos de El Buen Fin para evitar que tus finanzas personales se vean afectadas, pero ya en las tiendas, se te antoja comprar ese pantalón tan bonito, esos zapatos con descuento o ese gadget que no estaría mal tener. Lo haces, pensando en que esos gastos “menores” no harán la diferencia, que es un “gustito”, pero…

De acuerdo con un tríptico entregado por la Procuraduría Federal del Consumidor en la edición pasada de El Buen Fin, son precisamente esos gastos de último momento lo que puede causar, en suma, una lesión a tu economía.

Por ello, la dependencia sugirió que, a la hora de elaborar la lista de lo que vas a comprar, enumeres lo que necesitas y lo que deseas. De ahí, lo que conviene es comprar solamente lo que te hace falta y evitar las compras impulsivas. Fácil ¿no?

Responsables ante todo

Aun cuando esta sea época de compras, instituciones como la Procuraduría Federal del Consumidor invitan a ser organizados a la hora de gastar, de modo que no se vea afectada la economía.

En enero de este año, la Profeco compartió en su página una lista de sugerencias para lograr este consumo responsable, entre las que se mencionaba: planear los gastos de manera que no superen los ingresos; anticipar el presupuesto haciendo listas de lo que se necesita comprar y, finalmente, emplear herramientas que la dependencia pone al alcance de los consumidores, como el Quién es Quién en los Precios, a fin de revisar el costo de los artículos que queremos adquirir en varias tiendas para optar por el mejor.

Recuerda que el dinero es el producto de tu trabajo y debes ser cuidadoso al emplearlo.