abc Radio


Tener un título universitario o maestría, no garantiza tener trabajo

Disponer de experiencia laboral ya no es garantía para encontrar pronto un empleo.

Y lo anterior, porque en noviembre pasado se alcanzó el mayor porcentaje de personas desocupadas con experiencia laboral (91.76 por ciento), para un periodo similar desde que comenzó el registro del indicador (2005), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Incluso, para dimensionar el actual comportamiento del mercado laboral, cabe recordar que en septiembre de 2005, las personas con experiencia laboral constituían el 83 por ciento del total de los individuos sin ocupación, es decir, 8.76 puntos por debajo del nivel actual.

De acuerdo con el instituto, la población desocupada está compuesta por personas que no buscan activamente incorporarse a alguna actividad económica durante algún momento en específico y no lo lograron.

Cabe mencionar que en mayo de 2017 se alcanzó el mayor porcentaje de personas desocupadas con experiencia laboral (93.30 por ciento).

desempleo.jpg
 

Al tercer trimestre de 2017, la población desocupada total en México sumó un millón 931 mil 269 personas, de las cuales, un millón 156 mil 366 (60 por ciento) con hombres y 774 mil 903 (40 por ciento), mujeres.

Por género, resulta que los hombres son quienes representan el 61 por ciento de las personas desempleadas con experiencia laboral (un millón 061 mil 018), mientras que las mujeres el 39 por ciento (664 mil 022), al tercer trimestre de 2017.

Algo que llama la atención en este sentido, es que dentro del segmento de personas desocupadas pero sin experiencia laboral (206 mil 229 en total), las mujeres son quienes constituyen la mayor porción: El 53 por ciento. Mientras que los varones suman 95 mil 348, ellas aportan 110 mil 881.

Al respecto, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), advierte la precariedad del mercado laboral en México, resultado de un problema estructural de la economía mexicana, en donde la constante es la desaparición de fuentes de ocupación y empleos que pagan más de cinco salarios mínimos.

“La precarización del mercado laboral se ha generalizado en México durante los últimos 17 años”, afirmó el especialista.

Como evidencia de la precariedad que registra el mercado laboral del país, refirió que en 17 de las 32 entidades federativas existe más población ocupada que no recibe ingresos respecto a la que percibe más de cinco salarios mínimos.

Otro fenómeno que enfrenta el mercado laboral, es que las personas con estudios de bachillerato, profesional y posgrado ya representan la mitad de los desempleados en México, mientras que en 2005 constituían apenas el 30.15 por ciento.

Cabe recordar que en noviembre pasado, la tasa de desocupación representó 3.4 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA).