abc Radio


USMCA tiene dientes contra la corrupción

  • Martes 2 de octubre de 2018
  • en Finanzas

E
ntre los cambios incluidos en el Acuerdo Estados Unidos- México-Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) el capítulo laboral y el combate a la corrupción obligarán a México a atender temas añejos, pues vigilarán las tres naciones mutuamente el quehacer de sus vecinos y, en caso de no cumplir, habrá sanciones en el ámbito comercial, aseguró Juan Rodrigo Moreno, representante de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el Cuarto de Junto.

Según la consultora Inteligencia Comercial (IQOM), presidida por Herminio Blanco –uno de los principales negociadores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, de 1994-, en el capítulo laboral, las partes pactaron incluir cambios legislativos para garantizar los derechos de los trabajadores reconocidos al amparo de la Organización Internacional del Trabajo.

El estudio abundó que la modificación a este capítulo establece la obligatoriedad de la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva.

En este apartado, el acuerdo incluye un anexo relativo a la reforma laboral, que se refiere a la negociación de contratos colectivos de trabajo, pues condiciona al gobierno mexicano a incluir disposiciones que establezcan que antes de iniciar un contrato colectivo de trabajo, o durante su revisión, cada trabajador vote de forma individual y secreta para señalar si aprueba el ajuste.

“Esto obliga a que se garantice a nivel legislativo el derecho a la revisión colectiva. Esto quiere decir que para que se apruebe la negociación, la mayoría de los trabajadores deben manifestar que están de acuerdo”, precisó Juan Rodrigo Moreno, aunque sólo aplicará para las empresas que opten por la contratación colectiva.

Otro apartado, detalla la consultora, es el combate a la corrupción, que establece la obligatoriedad de combatir frontalmente y a nivel legislativo el enriquecimiento ilícito y el soborno.

Cada parte deberá contar con autoridades independientes para combatir el tema; tipificar los delitos en los códigos penales; detallar la integridad de funcionarios, así como obligar a las empresas a cumplir con los códigos anticorrupción.

El representante de Coparmex reconoció que en este apartado es innegable que la ley en Estados Unidos y Canadá está más avanzada que en México, pero este capítulo será un “catalizador” para concluir con el Sistema Nacional Anticorrupción y terminar con los sistemas estatales para combatir de mejor forma el cohecho.



CRIMEN Y CASTIGO

Según Juan Rodrigo Moreno, en esta ocasión los apartados no sólo son “declaraciones de buena voluntad”, pues los países vecinos podrán “acusar” a quien no cumpla con las disposiciones, en caso de que afecte el desarrollo comercial.

“Estos apartados, si afectan el comercio o la inversión, estarán sujetos a los mecanismos de solución de controversias del tratado. El capítulo tiene dientes”, precisó el representante de Coparmex.