abc Radio


Ventas pendientes de casas en EU suben a su máximo nivel en 10 meses

  • Jueves 30 de marzo de 2017
  • en Finanzas

Los contratos para comprar casas usadas en Estados Unidos (EU) saltaron a un máximo de diez meses en febrero, lo que apunta a una demanda robusta de viviendas antes de la temporada de ventas de la primavera boreal.

El reporte de ayer de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés) sugirió un impacto leve en un alza en los precios y en las tasas hipotecarias, lo que remarca la resiliencia de la economía, pese a una aparente desaceleración en el primer trimestre.

La NAR dijo que su índice de ventas pendientes de casas, basado en contratos firmados el mes pasado, escaló un 5.5 por ciento, a 112.3, la lectura más alta desde abril y la segunda mejor desde mayo de 2006.

“La continua alza del mercado bursátil y las contrataciones sostenidas en la mayoría de los mercados está provocando un interés significativo en las compras, así como también la expectativa de algunos hogares de que retrasar su búsqueda de vivienda podría significar pagar tasas de interés más altas este año”, comentó el economista jefe de la NAR, Lawrence Yun.

La firma de contratos el mes pasado probablemente fue impulsada por un clima inusualmente cálido. El avance revirtió la caída de 2.8 por ciento de enero. Las ventas pendientes de casas se convierten en ventas después de uno o dos meses y el incremento del mes pasado implicó un incremento en las ventas de casas usadas tras desplomarse un 3.7 por ciento en febrero.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters habían proyectado un alza de 2.4 por ciento para las ventas pendientes de casas el mes pasado. El índice avanzó un 2.6 por ciento en la comparación interanual.

Los mercados financieros estadunidenses no reaccionaron mayormente al dato, dado que los inversionistas esperaban los comentarios de varios funcionarios de la Reserva Federal (Fed) en busca de pistas sobre la cantidad de alzas de las tasas de interés que podría haber este año, luego de que la Fed elevó este mes su tasa de interés referencial en 25 puntos básicos.

La demanda por vivienda ha sido impulsada por el sólido mercado laboral, que está cerca del empleo pleno y está generando alzas salariales. Sin embargo, la actividad en ventas sigue contenida por la escasez de inventarios, lo que está apuntalando los precios de las viviendas.