abc Radio


Ya no innova, pero el iPhone sigue vendiendo

  • Miércoles 1 de marzo de 2017
  • en Finanzas

CUPERTINO, EU. (AP).- Apple no da indicios de que vaya a seguir
generando productos innovadores como bajo su fundador Steve Jobs,
pero de todos modos parece tener sus ventas aseguradas.

La principal razón: Antes de morir en el 2011, Jobs dejó el
iPhone, un producto que tiene tantos devotos que probablemente siga
generando enormes ganancias en el futuro. Incluso si Apple no
despierta grandes expectativas en torno al próximo gran
teléfono.

SIGNOS DE OPTIMISMO

Es cierto que Apple acaba de sufrir su primer descenso de ventas
en 15 años, pero genios de las inversiones como Warren Buffett y
otros expertos siguen apostando el éxito de Apple y sus acciones
subieron casi un 20 por ciento en los dos primeros meses del 2017,
alcanzando niveles récord y elevando el valor de la empresa a casi
720 mil millones de dólares.

Las recientes alzas mantuvieron felices a los accionistas el
martes en la reunión anual de Apple en su sede de Cupertino,
California. Fue la última vez que el encuentro se hace allí, ya
que Apple se mudará pronto a una nueva sede en un moderno edificio
de vidrios curvos con la forma de una nave espacial.

La oficina de 260 mil metros cuadrados, el último proyecto de
Jobs, puede haber generado más expectativa que cualquier otro
producto surgido desde que Cook tomó el timón en agosto del
2011.

EL ABANDERADO

El Apple Watch, el único aparato nuevo lanzado bajo la gestión
de Cook, es el “smartwatch” más vendido del mundo. Los
smartwatches, sin embargo, no han tenido el mismo impacto que los
iPod, los iPhones o los iPads.

Los iPods son hoy una reliquia ya que hay otras formas de
escuchar música y las ventas de los iPads han bajado los últimos
tres años.

No extrañó que un accionista preguntase el martes si Apple ya
no era capaz de inventar cosas nuevas y revolucionarias. Dijo que
la empresa parecía más eficaz en sus manejos económicos –por
ejemplo, compró nuevamente acciones por valor de 47 mil millones
de dólares y pagó dividendos a sus accionistas– que en el
desarrollo de nuevos productos.

Cook no estaba en el escenario cuando surgió esa pregunta, pero
posteriormente destacó que Apple sigue generando casi el 40 por
ciento de sus ingresos con productos que no son el iPhone. “Todos
esos productos son esenciales para el crecimiento de Apple”,
indicó.

EL SOSTÉN DE TODO

Cada vez resulta más difícil entusiasmar a los usuarios con
los smartphones, que ya pueden hacer casi todo lo que quiere la
gente, según el analista Jan Dawson, de Jackdaw Research.

“Se llega a un punto en que todos los productos de una
categoría electrónica son tan buenos que los modelos nuevos ya no
generan tanto interés”, indicó Dawson.

Por más que ya no compren iPhones con la misma frecuencia de
antes, los clientes del iPhone son muy leales y cuando quieren
cambiar de teléfono, generalmente insisten en el de Apple, cuyo
“ecosistema” de aplicaciones y servicios asociados al iPhone
hace que cambiar de marca sea complicado.

SERVICIOS

Por otro lado, los clients del iPhone tienden a ser gente de
ingresos más altos, que puede gastar más dinero en aplicaciones y
servicios como la suscripción al programa de música de Apple.

Apple generalmente cobra una comisión de entre el 15 y el 30
por ciento sobre las ventas de aplicaciones vendidas en su negocio,
que es la única forma de llegar a la gran mayoría de usuarios del
iPhone.

Esa fórmula está haciendo que la venta de aplicaciones a
través del “app store” sea el sector de mayor crecimiento
económico de Apple. Los ingresos por servicios subieron más del
20 por ciento el año pasado, hasta los 24 mil 300 millones de
dólares. Apple cree que en los próximos cuatro años esos
ingresos llegarán a los 50 mil millones de dólares.

“Los inversionistas no necesitan depender de Apple para todas
las innovaciones para que el producto se siga vendiendo”,
escribió recientemente el analista de Macquarie Securities Ben
Schachter acerca del “app store”. “Si alguien inventa un
juego en el garaje de sus padres en Taipei o si GE revoluciona los
servicios médicos con una aplicación, Apple se puede
beneficiar”.