abc Radio


ROBERTA JACOBSON

La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, manifestó que la violencia de género y en específico, la violencia hacia la mujer no conoce fronteras, edad, raza ni condición social. Es decir no discrimina. Según las Naciones Unidas, una de cada 3 mujeres en el mundo ha sido víctima de violencia.

En el lanzamiento del Programa de Capacitación ONU-DC-CNS Fortalecimiento de la Seguridad en Grupos en Situación de Vulnerabilidad, la diplomática dijo:

“No podemos aceptar esta cifra como una realidad. Por tal motivo, la Embajada de Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida buscó coadyuvar con la Oficina de las  Naciones Unidas contra las Drogas y la Delincuencia y con la Comisión Nacional de Seguridad, en el desarrollo e instrumentación de un programa de capacitación a miembros de las Secretarías de Seguridad Publica de los estados así como al personal que labora en los centros de respuesta inmediata en  materia de género”.

Entérate: Violencia e inseguridad amenazan dignidad de mexicanos: Peña Nieto

Ante el Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, embajador Miguel Ruiz  Cabañas; el Comisionado Renato Sales Heredia, de la Comisión Nacional de Seguridad y el Representante regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra el Crimen y las Drogas, Antonio Luigi Mazzitelli, la señora Jacobson, destacó:

“Esta capacitación pretende cimentar en estas personas que serán cruciales en momentos de emergencia, los conocimientos necesarios para que puedan brindar el apoyo inmediato que una mujer en crisis requiera y poderla orientar a buscar auxilio y cobijo en los Centros de Justicia  para las Mujeres.

Señaló que este programa reconoce que la violencia de género no es un asunto privado sino algo que afecta a la comunidad. La protección de la ley no termina cuando uno llega a su casa o a su lugar de trabajo.

Lee también: Abren en Chalco el primer albergue para mujeres víctimas de la violencia

Luego, felicitó al gobierno de México por sus esfuerzos a través de la  Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres,  establecer los Centros de Justicia, que ofrecen a toda víctima un apoyo integral.

“Nos complace poder respaldar estos centros y con el nuevo programa y experiencia de las Naciones Unidas, integrar mejor a la policía y a los centros de llamadas de urgencia”, dijo.

E invitó a los presentes a solidarizarse con las mujeres que sufren agresiones  y en ocasiones no encuentran refugio. “Seamos el conducto que marque la diferencia entre la vida y la muerte, entre la victimización y el romper con el círculo vicioso que implica la violencia de género.