abc Radio


Armando Hernández revela cómo es interpretar al campeón Julio César Chávez

El actor mexicano Armando Hernández reveló que se sometió a una intensa preparación a fin de interpretar al afamado Julio César Chávez en la serie de televisión "El César", inspirada en la vida personal y profesional del exboxeador.

Previo a los 110 días que duró la filmación, el protagonista de la historia platicó a Notimex que dedicó seis meses a estudiar la personalidad de quien en cuatro ocasiones fue campeón del mundo.

A través de videos personales del pugilista y entrevistas que le proporcionó la producción, Hernández observó sus ademanes, gestos, tipo de voz, la forma de caminar y su estilo de pelear.

Debido a que se trata del máximo ídolo del boxeo, sabía que debía prepararme muy bien, que era un gran reto y responsabilidad. En algún momento me dio un poco de miedo y muchísimos nervios, pero si algo tenía claro es que se trataba de una gran oportunidad

Como parte de la preparación del personaje, el actor cambió sus hábitos alimenticios y aprendió una técnica de boxeo para comprender la complejidad de Julio César Chávez desde 1984 al año 2010, periodo que abarca la serie.

Obtuve información de los videos de sus fiestas con su familia para a ver los ademanes, manías, la forma de caminar, de hablar, de cómo veían a Julio desde afuera. Después vino un estudio a fondo de su timbre de voz, lo cual era importante para saber si íbamos a manejar algo neutro o si el tono real de Julio".

julio-cesar-chavez.jpg
 

En lo que refiere a su dieta, explicó que de dos o tres comidas que hacía al día pasó a ingerir alimentos de hasta ocho veces durante las 24 horas.

Yo no hacía nada de ejercicio. Y de hacer 20 o 30 minutos llegué al punto máximo de hasta cuatro horas y media entre box y pesas. Estuve asesorado por dos grandes profesionales: la nutrióloga Ivonne Vargas y el ex campeón mundial Ramón Euroza

Admitió que en algún momento de las peleas se lastimó la mano izquierda y uno de los dedos.

Cuando yo quería meter un gancho, uno de los compañeros metió el codo para protegerse por instinto y cuando lo conecté, me lastimé la mano, pero son gajes del oficio. Los médicos lograron que no pasara a mayores y pudimos continuar con el rodaje

Retratar los excesos en el consumo de drogas y alcoholismo que padeció el exboxeador sonorense, también fue un desafío para el actor.

La verdad es que yo no tomo una gota de alcohol y para mí era difícil interpretar esas etapas, pero lo hicimos con mucho respeto y no que fuera una burla

Sobre todo, dijo, hubo una preocupación por retratar todo aquello que lo llevó a la cima, si en algún momento cayó y cómo fue que volvió a levantarse.