abc Radio


Bronco hace cimbrar el Auditorio Nacional con su música

A 37 años de su formación, Bronco vuelve a conquistar al público del Auditorio Nacional con una treintena de canciones en las que se incluye sonido de mariachi y una renovación de músicos a lado de Lupe Esparza, voz principal y compositor, además de Ramiro Delgado, acordeonista.

Con ellos José y René Esparza, hijos del líder Bronco y Javier Cantú, baterista, aparecieron a las 20:15 horas del pasado sábado para cantar 30 melodías, las cuales ya están arraigadas en el gusto de su público.

El grupo originario de Monterrey,  Nuevo León, abrió con el tema “Libros Tontos” y continuó con “Cómo te lo digo”, “Que te han visto llorar”, “Estoy a punto”, y “Un fin de semana”, de la que el vocalista afirmó que muchas parejas se han enamorado con la letra, para después dedicar a dos personas desaparecidas la melodía de Amigo Bronco:

“Sé que ustedes le van a regalar un aplauso a Eddy Miér, para ti hermano querido Eddy, para ustedes la familia, para ti hermano. Y otro aplauso para nuestro querido Choche”, dijo Lupe Esparza a la audiencia.

Como una sorpresa Alicia Villarreal, la paisana de los Bronco, apareció para hacer dueto con Lupe con el tema “Adoro”, ambos causaron la emoción del público que los acompañó en su interpretación.

Ya iba poco más de una hora en el escenario que al escucharse “Nunca voy a olvidarte” la muchedumbre se volcó en algarabía y en un coro monumental convirtieron dicha letra en una de las favoritas de la noche; y así continuó con “Que no quede huella” y “Si te vuelves a enamorar”, de las que informaron están incluidas en su álbum 1A. Fila producido pon Memo Gil, quien también fungió como espectador.

Con la canción “Grande de caderas”, Lupe Esparza explicó que “fue el primer tema que grabamos como Bronco y ahora la interpretamos con orgullo y por los recuerdos de nuestros inicios”.

Dieron paso al Mariachi 2000 de Cutberto Pérez para cantar “Déjame Amarte otra vez” y “Échame a mí la culpa”, con las que la audiencia se cimbró.

Y, el cambio de sonido norteño inundó la atmósfera con el popurrí integrado por las melodías “Un golpe más” y “20 pastillas de amnesia”, cuando con “Sheriff de chocolate”, lo hicieron a dueto con el grupo Lemongrass.

EL CIERRE

Infaltables sus clásicas “Dos mujeres y un camino”, “Oro”, “El golpe traidor”, “Sergio el bailador” y “Doctor”. Así bañados en sudor, pero llenos de satisfacción le cantaron a su público y también bailaron con la audiencia, y dejaron el escenario de Reforma con la expectativa de regresar.