abc Radio


Cariño y reconocimiento en recuerdo a Hiromi

La comunidad artística teatral y familiares, despidieron a Hiromi, de 34 años; quien falleció a causa de una hemorragia interna en la mañana del pasado miércoles, luego de dar a luz -horas antes-, a su primogénita Julieta, quien también pereció. Sus restos fueron cremados, tras una misa oficiada de cuerpo presente, a las 18:00 horas de ayer.

Todos en comunión, unidos en oración pidieron por el eterno descanso de la artista y su bebita, lo hicieron como una fraternidad llena de amor, en un duelo lleno de plegarias.

Flores blancas, destacando las rosas, inundaron la sala en honor a la mujer profesional, disciplinada que se desempeñó como cantante y actriz a lo largo de una década y también para la mujer llena de amor para con su esposo Fernando Santana con quien formaba una familia.

 

MUESTRA DE CARIÑO

La señora Lourdes Sosa y su esposo, padres de Hiromi, al lado de su yerno Fernando, recibieron las condolencias en la velación privada. Los abrazos y sollozos por la pérdida de los seres queridos, minuto tras minuto, se dieron a raudales.

Acudieron Yahir de la primera generación de La Academia, Jaime Matarredona, Estrella, Toñita y Érika, también exacadémicas. También acudieron a despedirla Kika Édgar, Germán Ortega, de Los Mascabrothers, Natalia Sosa, Mónica Huarte, Dalilah Polanco y otras artistas con quienes compartió escenario en obras musicales como Mentiras o el ensamble vocal Ellas, con Ana Cecilia Anzaldúa.

Cerca de las 22:00 horas del pasado miércoles, al entrar el féretro con los restos de Hiromi a la sala, su esposo Fernando dijo “recibamos a Hiro, como lo que fue, una gran artista”.

Así se dio un minuto de aplausos, a lo largo de la colocación del féretro flanqueado por cuatro cirios. En el lugar también se acomodaron cuatro imágenes de cuerpo completo y de rostros de Hiromi. Además, sus amigas artistas, le hicieron una especie de álbum de fotografías chicas que sumaron más de 30 imágenes, en las que ella aparecía sonriente

mayormente.

 

SE ADELANTÓ EL PARTO

Doña Lourdes Sosa, madre de Marla Hiromi Hayakawa Salas, fue junto con un grupo de mujeres de la familia y amigas de Hiro, a vestirla y despedirse íntimamente de su hija por última vez.

Ya en entrevista con El Sol de México, relató que “nosotros no nos esperábamos que mi nieta y mi hija fueran a morir”.

Detalló que un día antes, Hiro le informó a su mamá que “fue a ver al ginecólogo, que todo iba bien, que Julieta estaba bien, pesaba dos kilos 900 gramos y a lo mejor iba a nacer antes. Al llegar al hospital tenía un dolor en el estómago que luego se le complicó.

“Julieta nació, pero murió poco antes de la medianoche y Hiromi falleció en la mañana del miércoles, por una hemorragia interna”. La cantante iba a ser operada por segunda vez, “cuando se detenía la hemorragia, mi hija sufrió cuatro paros cardiacos. Se nos dijo que ya había fallecido, pero luego, le hablaron al doctor, porque Hiro recuperó los signos vitales, aunque luego luego nos dijeron que no, que ya no se pudo hacer nada”.

La madre de Hiromi explicó que el esposo de su hija, Fernando Santana, tomó la decisión de cremar los restos de sus dos seres queridos. “Mi yerno ha llorado incansablemente. Mi hija había encontrado un buen esposo, estaba tan enamorada, ya estaba realizada en lo profesional y estaba deseosa de ser mamá, lo cual la llenaba de vitalidad”.

 

EL RECUERDO DEL MAESTRO

Héctor Mártinez, exdirector de La Academia, dijo sobre Hiromi, alumna de la tercera generación del reality show: “Lo único que puedo expresar de Hiromi y en su memoria es que era una niña llena de ética, sensible, entregada al trabajo creativo artístico. Tenía amigos, hizo grandes amigos y solo he escuchado alabanzas hacia ella de la gente que la conocía. Sé que ella y su bebé, estoy más que seguro, que ya está con Dios, cantando sus canciones

divinas”.