abc Radio


Cecilia Roth apoya que se celebre la producción iberoamericana de cine y televisión

Cecilia Roth no tiene un director de cine preferido, pues dice que con todos ha disfrutado trabajar, pero mencionó dos nombres: Pedro Almodóvar y Luis Ortega.

“Con todos me ha gustado trabajar, he tenido privilegios. He trabajado con Almodóvar, con Luis Ortega con quien filme El Ángel  y la serie Historia de un clan. Sí, soy una privilegiada, así me siento”.

Y lo es, con Almodóvar no solo trabajó en sus inicios cinematográficos en la película Pepi Luci y Bom y otras chicas del montón, a la que le siguieron Laberinto de pasiones, Entre tinieblas, ¿Qué hecho yo para merecer esto? y la multipremiada Todo sobre mi madre.

Al pasar por la alfombra roja de los premios Fénix, Roth dijo que está satisfecha y complacida por cada uno de los personajes que ha hecho en cine.

“He dado todo. No tengo nada que pedir yo estoy feliz con lo que he tenido y con lo que sigo teniendo y tendré, porque me gusta trabajar”.

La Chica Almodóvar,  accedió acudir a los premios Fénix porque es importante “promocionar esta fiesta para que se vea más cine, más series hispanoamericanas para que nuestro público nos acompañe”, declaró en entrevista con El Sol de México.

La actriz dijo que el cine iberoamericano tiene fuerte competencia frente a Hollywood.

“En el cine latino lo difícil es que las películas lleguen a los espectadores. Para mi estar aquí disfrutando a los compañeros de trabajo y la nueva gente que aparece y tiene tanto talento, este encuentro es para que las personas vean que es lo que se hace”.

Sobre su más reciente película Migas de pan, que aborda el tema de la dictadura en Uruguay, la actriz comentó: “Es muy dura, sobre el momento en el que son secuestradas, violadas y torturadas unas jóvenes de 18 y 19 años. Lo que cuenta la película es la historia de una de ellas, de la mayor, quien comparte sus recuerdos.