abc Radio


Dominación Femenina es protagonizada por Betty Monroe y Harry Geithner

Betty Monroe y Harry Geithner son la pareja protagónica de la primera película mexicana erótica sadomasoquista que combina también el género de thriller policíaco.

Femdom Dominación Femenina del director Christian González, producida por Carlos Sánchez Vega y Fernando Llamas, se estrenará el viernes 6 de octubre a nivel nacional, a siete años de su rodaje.

“Tiene que durar mínimo cuatro semanas en cartelera en México para que distribuidoras se interesen en comprarla para iniciar su exhibición en el extranjero”, detalló Sánchez Vega sobre la cinta que tuvo una inversión privada de 12 millones de pesos.

“Nuestro negocio es el doblaje y la producción, es un rubro muy competido, donde si uno no es bueno o es eficiente con calidad, hay empresas en Sudamérica y en Estados Unidos que nos sacan. Ojalá un día el cine vuelva a ser de competencia y de desarrollo y no de sacarle dinero al contribuyente para estar filmando”.

 

ASÍ LO VIVIERON

En la película Betty Monroe encarna a Karla, una expareja de David, a quien da vida Harry Geithner, un investigador con esquizofrenia que trabaja un caso de un supuesto asesinato de un hombre de poder. Para esto la involucra, ya que Karla trabaja en un despacho de información y se unen para dar con el autor del crimen, aunque vuelven a involucrarse sexualmente al grado de practicar el sadomasoquismo.

Monroe expresó que “como parte del guión tuve que tocarle sus partes genitales, claro con su trusa, pero sí fue algo incómodo, porque como en mi caso, mis relaciones reales son sutiles, llenas de amor, románticas y como el sadomasoquismo, no lo práctico, sí me costó trabajo, porque los que lo hacen, si alcanzan esa satisfacción que yo no sentí”.

También Harry, negó que en la vida real realicen este tipo de práctica sexual. “Si le aprendimos para llevarlo a la ficción, pero no al grado de incluirlo en nuestras vidas personales. En la cinta verán escenas fuertes y conocerán este mundo erótico, con una historia de amor, manejado en un thriller policíaco.

“A mi pareja actual, le pedí que no vaya a ver la película, porque realmente si me siento vulnerado en las escenas. Claro que las hice, porque me pagaron muy bien”.

 

UN SIMPLE PLACER

El cineasta Christian González confió que la cinta no lleva un mensaje de alerta, simplemente, “es una práctica sexual a la que se aficionan algunas parejas por la sencilla razón de que les da placer. El placer de ser, el placer de estar acá y también el placer de sentir”.

Y resaltó González, “nuestros actores estelares sí mostraron totalmente esas situaciones del sadomasoquismo, los golpes con latigazos, cadenas, incluso en las escenas hasta se pusieron nerviosos”.

Aunque reconoció “me agarraron fuera de base, tuve que ver muchas películas. Es un mundo que no habíamos explorado y no es fácil llevarlo a la ficción, porque el sadomasoquismo se practica al extremo con fatales consecuencias como la muerte”.

Y recordaron la frase: “no existe mayor placer que cuando estás haciendo el amor y estas a punto de morir al mismo tiempo”.