abc Radio


Fonsi se siente orgulloso y Daddy Yankee pide a los músicos que se unan

MIAMI, EU.- Luis Fonsi, Daddy Yankee y Erika Ender no caben en sí de “orgullo” con su tema “Despacito” tras haber igualado a “One Sweet Day” como canción que se ha mantenido al frente de la lista Hot 100 de Billboard por decimosexta semana consecutiva y, sobre todo, por hacerlo en español.

El tema de Mariah Carey y Boyz II Men reinó entre 1995 y 1996 como el tema más popular en Estados Unidos durante esas 16 semanas seguidas, hecho que nadie había logrado en la lista de la llamada “biblia de la música” en los 59 años de publicación.

Pero este 2017 llegó el ritmo sensual de una típica canción del verano latinoamericana para romper esos esquemas y hacerlo en español, aunque con la ayuda de la estrella del pop canadiense Justin Bieber.

“Esta noticia de que igualamos el récord de dos grandes artistas a los cuales admiro, Mariah Carey y Boyz II Men, es algo que me llena de orgullo, no solo porque es un hecho histórico para la música latina, pero más importante, que se logró con un tema en español”, dijo Luis Fonsi en declaraciones por escrito desde Argentina.

El puertorriqueño aseguró que lo logrado con “Despacito” en los últimos siete meses ha superado todas sus “expectativas”, y no es para menos.

El nuevo récord logrado por la canción de la autoría de Fonsi y la cantautora panameña Erika Ender también provocó un llamado a la unión de los artistas latinos de parte del boricua Daddy Yankee.

“Este nuevo récord demuestra la capacidad y el alcance de nuestra música en español. Unámonos todos para que juntos podamos obtener más respeto y más presencia en el mercado general”, expresó el cantante urbano en un comunicado.

Por su parte, Ender dijo que el hecho de que “Despacito” sea la canción más popular en Estados Unidos va “más allá de cualquier victoria, es una victoria latina”, especialmente en una época en la que el clima político hacia la comunidad hispana está crispado debido al discurso del presidente Donald Trump hacia México y los inmigrantes indocumentados.

“El éxito de ‘Despacito’ enseña que estamos hechos de lo mismo. Somos una raza y no hay fronteras, lenguas o idiosincrasias”, continuó la artista, que además destacó que la música tiene la capacidad de generar “mayor empatía” entre las personas.