abc Radio


Gabriel Soto se deja llevar por la pasión

Un hombre rico y cincuentón que comete una infidelidad, así es el personaje que interpreta el actor Gabriel Soto en la telenovela Caer en tentación.

“Mi personaje no es el villano, tampoco el malo, ni el infiel, sencillamente un hombre que cae en la seducción ante la juventud y belleza de una mujer que no es su esposa”.

En entrevista con El Sol de México, Soto detalló que en esta telenovela que produce Giselle González y protagoniza junto con Silvia Navarro, se atreven a abordar escenas de cama colmadas de erotismo, pasión y desnudez que en otra época eran impensables y serían censuradas.

“Es una trama con mucho realismo, muy demandante a nivel actoral, yo con mi trabajo espero que el televidente caiga en tentación”.

 

SUSPENSO Y DRAMA

Soto precisó que “la telenovela se basa en el suspenso, en descubrir quién causa un accidente al principio, a raíz del amasiato que vive. Se irán dando diferentes pistas para que el público también descubra la verdad en torno a quién realmente es el autor intelectual”.

La escena del accidente, la volcadura de una camioneta fue difícil de hacer. “Realmente fue difícil, complicada, de muchas horas de trabajo, con formato cine, con iluminación de cine, de desplazamiento de cámaras y mucha precisión, tuvimos que memorizar los diálogos. Nos salimos de la zona de confort, para seguir aprendiendo, seguir experimentando y para hacer un producto televisivo de calidad”.

El actor que se mostrará por primera vez “envejecido” y con canas, dijo que no ve a su personaje como bueno o villano.

“Es como todos los somos seres humanos, comete errores y también tienen virtudes y actúa conforme a las circunstancias que le toca vivir”.

 

CASO VERSUS MARJORIE DE SOUSA

Gabriel Soto, no se negó del problema legal entre Marjorie de Sousa y Julián Gil por la manutención de su pequeño hijo, tema que los tiene luchando en los juzgados de lo familiar.

Se llegó a decir que Gabriel era el papá del recién nacido de Marjorie. “Yo, ya declaré lo que tenía que declarar. Creo que estaba más claro que el agua. La gente es bastante inteligente para saber cómo están las cosas. Reitero que ahora sí que no me involucren ellos, pero estoy muy bien, muy tranquilo con la frente en alto”.

Negó que con ninguno de ellos, Marjorie o Julián se enfrentó en un restaurante: “Para nada, ni he visto ni hablado, ni mucho menos hubo enfrentamiento, con uno de ellos.

“Se ha manipulado mucho la información, ha sido una avalancha errónea, se ha salido de control, me involucraron en una situación legal en donde yo nada he tenido que ver y en donde los abogados de ellos se tienen que arreglar”.

Explicó que este tema lo tiene en la zozobra más que por su esposa, Geraldine Bazán, por sus hijas.

“Estamos bien, son temas delicados, yo sigo con la frente en alto, pero me afecta sobre todo por mis hijas. Así es como estoy. El que nada debe nada teme. Mi trabajo habla por sí solo. Tengo 20 años de carrera. Nunca me he metido en ese tipo de cosas”.

Y finalmente se le preguntó ¿has caído en la tentación?

“Todos hemos caído en tentación no solo en el plano pasional, también en otras cosas y finalmente, en esta telenovela, vemos una historia de pasión, de cosas arriesgadas, porque de eso se trata Caer en Tentación”.