abc Radio


El icono del rock, Patti Smith, está en México

Una fusión de sensibilidades y talento con la voz de Patti Smith ícono del rock quien dará lectura al poema Hecatomb, dedicado al desaparecido escritor chileno Roberto Bolaño y a su obra maestra 2666, será el día de hoy en el evento denominado Sesiones del Café La Habana en la Casa del Lago.

La idea de que dicha lectura ocurra justamente en ese espacio del Bosque de Chapultepec es porque en la década de los setenta, el también autor de Los Detectives Salvajes participó en los talleres de poesía del recinto y paralelamente se han llevado a cabo otras actividades.

El proyecto Sesiones del Café La Habana, lugar por donde desfilaron desde Fidel Castro y el Che Guevara, hasta Octavio Paz y el propio Bolaño también incluye una exposición de la artista multidisciplinaria, quien en ese lugar leyó el pasado jueves algunos poemas en una reunión íntima.

También la visita de la intérprete de Because the Night presentó en la galería Kurimanzutto su intervención al proyecto Sonora 128, un espectacular ubicado en la colonia Roma, que incluye un número telefónico abierto para oír Sesión de Café en la Habana.

Cabe mencionar que hace cinco años, Smith ya había estado en la Ciudad de México, en la cual dio una conferencia en el Museo Frida Kahlo y un concierto en el Museo Anahuacalli.

¿QUIÉN ES PATTI SMITH?

Es, ante todo, una poeta. La poeta punk. Nació en Chicago, en 1946, y creció en Nueva Jersey, en una familia de clase trabajadora. Llegó a Nueva York en 1967, en busca de empleo, y durante casi un mes vivió en la calle. En 1971 revolucionó los recitales de poesía que se hacían en St. Mark’s Church, en Nueva York: quería, según ha dicho, “impregnar de sangre la poesía” e invitó a Lenny Kaye a tocar la guitarra eléctrica mientras ella recitaba. (A la fecha, Kaye sigue siendo su guitarrista de cabecera). Unos años después vendría su emblemático álbum Horses (1975). Patti Smith procura visitar sitios que jugaron un papel importante en la biografía de autores a quienes admira, y así sucede ahora con Roberto Bolaño y la Casa del Lago.