abc Radio


Raquel Bigorra ve este 2018 para cumplir nuevas metas y reinventarse

Raquel Bigorra cierra el 2017 trabajando, apenas el viernes transmitió la última emisión del año de Cocineros mexicanos, un programa con el que dio continuidad a su labor en TV Azteca luego de que terminó el ciclo de Las tardes de la Bigorra.

Para Raquel este año fue especial, tras 21 años de carrera se enfrentó por primera vez a la decisión de tener que pedir permiso para ausentarse del trabajo para cumplir en su faceta como mamá, el desafío no significó una tragedia, pero si ayudó a afianzar la balanza de su vida, en la que Rafaella, su hija y Alejandro Gaviria, su esposo, son una prioridad.

En entrevista con El Sol de México, Raquel reconoce que desde hace tres años, con el nacimiento de su pequeña ha dado otro vuelco a su vida como mujer.

 “Antes de que naciera mi hija la parte profesional era lo más relevante, sin embargo; ahora la personal, la familiar y como madre han tomado un primer plano”.

Este año tuvo la experiencia más bonita como mamá “jamás en mi carrera falté a un programa en vivo, hasta en sillas de ruedas acudí en una ocasión a  Ritmoson, pero pedí permiso por primera vez  para acudir al festival navideño de Rafaella. Vieran como lo gocé, al verla bailar y cantar con sus compañeritos de escuela. No me arrepiento de haber pedido el permiso. Ahora me siento realizada no sólo en lo profesional, también en el plano familiar y como madre”.

“Rafaella me ha hecho volver a tener paciencia, me ha venido a enseñar hasta en la forma en que la educo, fuera de gritos y manotazos. Me ha ayudado a modificar sin dejar a un lado todos los valores como nuestros padres nos enseñaron. Rafaela, es mi mayor regalo, mi sol, mi todo, mi motor”.

 

MÁS TRABAJO

Bigorra de origen cubano, celebrará el fin de año en familia y si de seguir la tradición se trata, pedirá a los Reyes Magos mucho trabajo para seguir con su contrato de exclusividad con la televisora del Ajusco.

“Desde mayo pasado entré con los chefs y estuve muy contenta con ellos porque tuve la oportunidad de conocer el mundo de la cocina que si bien en casa le hago al arte culinario, con ellos durante siete meses refiné mi sazón, misma que pude presumir en Navidad y ahora en el Año Nuevo, además que acrecenté mi cartera de amigos”, dijo en su singular tono bromista.

 

ES VERSÁTIL

Raquel Bigorra dice que está preparada para recibir a los nuevos ejecutivos que se incorporaron a TV Azteca. “A la empresa entra nueva dirección con un equipo que lleva en la televisión muchos años, pero se estrenan en TV Azteca, traen muchas ganas de colocar contenidos. No hemos platicado profesionalmente, sólo nos hemos visto en los festejos navideños. Yo estoy tranquila, porque tengo un contrato de exclusividad y espero que en enero o febrero próximos ya estén listos proyectos padres para mí”.

A Bigorra no le importa qué tipo de programa le propongan. “Siempre me he dejado sorprender. Es la magia de la vida, a veces un programa de concurso o un talk show o una emisión de revista o un programa nocturno. Yo siempre estoy disponible”.

Con la llegada del año nuevo, la conductora dice que está lista para reinventarse. “Máxime cuando hay un equipo nuevo en TV Azteca hay que echarle más ganas a tu trabajo contando también la forma de compartir con los compañeros, todo eso cuenta”.

Tampoco está peleada con la actuación, aunque reconoce que se le da más la comedia.

“No haré a un lado la actuación, si me invitan a telenovela, programas o series, yo encantada, hice últimamente algo especial en Tres Familias con motivo de las posadas, cómo me divertí”.

Y su mensaje de fin de año es un fiel reflejo de su personalidad bullanguera. “Les deseo mucha salud, prosperidad, que se diviertan, que no chillen. Este 2018, es para cumplir nuevas metas, reinventarnos, porque si desean un cambio, háganlo y no paren de bailar, de gozar, de vivir, que disfruten la gente que está a su lado, a la familia y no dejen de agradecer a Dios por un año más de vida. A todos un Próspero 2018”.