abc Radio


Sabine trabaja para tener una familia unida

Sabine Moussier se debate en lo profesional con gran tensión con su nuevo papel de villana en la telenovela de Angelli Nesma, Me declaro culpable, donde encarnará a Ingrid, una mujer con esquizofrenia. Y en el plano familiar hace el papel de madre-padre, por lo está alistando las maletas de su hija mayor Camila, de 14 de edad, porque va a ir a estudiar a Canadá, en tanto su hijo Paulo, de 11 años, continuará a su lado.

“Son toda mi vida, por eso lucho a diario, le rasco con las uñas y esfuerzo, son el sello que le imprimo a mi vida. Ellos son unos hijos maravillosos, llenos de ángel, de luz”.

Sabine le ganó a su expareja Jorge Peralta, la patria potestad de sus hijos, pero aclaró que él le debe “millones de pesos” en manutención alimenticia. “Él me debe muchísimo dinero. No está presente, ni estará presente en nuestras vidas”.

Moussier también mencionó que no es de esas madres que se encargan de envenenar a los hijos para que estén en contra de su papá, “para nada… Ellos tienen memoria y sabe cómo viven y con quién viven”.

Ante la pregunta sobre qué ejemplo les quiere dar, respondió muy segura: “De lucha, de salir adelante, estar siempre unidos, sin dejar a un lado las bases morales, sólidas y que siempre estemos juntos y sin abandonarnos nunca. Que siempre tengan una gran vida”.

 

VA BIEN COBIJADA

Me declaro culpable llevará un mensaje de tolerancia ante la diversidad y también se manejará temas como la eutanasia y los problemas mentales de esquizofrenia y bipolaridad. Sabine hace el papel de Ingrid, una mujer con esquizofrenia.