abc Radio


Despunta producción de películas animadas mexicanas en la última década

  • Tania Aviles
  • Jueves 9 de enero de 2020
  • en Gossip

La animación es uno de los géneros que mayor crecimiento ha tenido en la cinematografía mexicana. Sin embargo, nuestro país aún construye los pilares para volverse una industria fuerte en este rubro. Este es el panorama que el director de la cinta La liga de los 5, Marvick Núñez, observa en la actualidad.

Núñez, que debuta como director de una película con esta cinta, ha sido testigo del crecimiento de la industria de la animación en nuestro país. Antes de formar parte del equipo de Ánima Estudios fue parte del equipo de Terrícola Studio, donde animaba comerciales y personajes como Pancho Pantera.

 

“Digamos que me tocó ver nacer la industria moderna, la forma en la que percibimos ahora la animación”, comenta el realizador en entrevista, quien recuerda que en los años noventa e inicios del nuevo siglo “no pensabas ni en sueños que un estudio hiciera una película animada en México”.

“En 1996 que comencé mi carrera tenía el recuerdo fresco de Carlos Carrera ganando (la Palma de Oro a Mejor Cortometraje en el Festival de Cannes dos años atrás) con El héroe, y a lo que más aspirabas como animador era hacer un corto, porque ni en sueños pensabas que un estudio hiciera una película animada en México”, cuenta Núñez.

Magos y gigantes, película dirigida por Andrés Couturier y Eduardo Sprowls fue la película que rompió con la sequía de historias animadas en 2003. Según datos del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), en las décadas de los setenta y ochenta se produjeron sólo cinco películas en este formato, mientras que en los años noventa no hubo ningún largometraje animado.

Luego llegó en 2007 La leyenda de la Nahuala, que a decir del especialista, “vino a traer este boom de películas animadas”, donde se incluyen Una película de huevos y Otra película de huevos y un pollo, que fueron las películas más taquilleras en 2006 y 2009. Fue en esta década, la primera del nuevo siglo, donde se produjeron 11 largometrajes y comenzó el crecimiento de la industria.

Tan sólo entre 2010 y 2011 se estrenaron seis largometrajes de animación, que representan más de las películas que llegaron a salas comerciales entre 1970 y 1999, que fueron sólo cinco. Brijes, estrenada en 2010, logró entrar a las películas más taquilleras de ese año, ganando 12.1 millones de pesos.

La liga de los 5 / Cortesía | VIDEOCINE

Un año después Don gato y su pandilla rompió varios récords y cerró 2011 como la película más taquillera, con 2 millones 595 mil asistentes y 112 mdp. En ese mismo año La leyenda de la Llorona fue la cuarta película mexicana más vista, pues generó más de 54 millones de pesos y un millón 387 mil asistentes.

En esta última década, México ha estrenado al menos 28 películas animadas, que han generado el 12.9 por ciento en promedio de la taquilla mexicana.

El año más exitoso fue 2015, donde se estrenaron cinco largometraje. Un gallo con muchos huevosDon Gato: El inicio de la pandilla y Guardianes de Oz fueron las películas más exitosas y entraron al top ten de lo más taquillero del año. Las tres generaron el 35 por ciento de la asistencia en ese año.

Un caso similar ocurrió en 2011, cuando Don gato y su pandilla y La leyenda de la Llorona generaron el 32 por ciento de la asistencia a las películas mexicanas.

A pesar del éxito, Marvick Núñez reconoce que la animación en México “todavía es una industria muy pequeña, es incipiente y va ganando terreno poco a poco”. Aunque el presupuesto es un tema que tiene que ver con el crecimiento del género, el director afirma que el verdadero impulso de la industria viene con la formación de nuevos talentos.

“Cuando Disney comenzó a ganar fuerza empezaron a hacer universidades completas enfocadas en la animación para crear su fuerza laboral. Acá en México me parece que apenas hay dos o tres universidades enfocadas en su totalidad a ello. Una es el Instituto SAE, que apenas va para diez años y que fue de las primeras universidades enfocada a los videojuegos o la animación”.

“Falta más gente sepa hacer animación con todos los departamentos que requieren: diseño de personajes, diseño de arte, los fondos… no sólo animar al personaje, ese es sólo uno de los departamentos. Y creo que acá en México, la cantidad de personas que se pueden dedicar a eso no da para que se hagan muchas producciones en un año”.

Para 2020, el cine mexicano tiene previsto el estreno de dos largometrajes animados: Un rescate de huevitos, cuarta película de la saga de Huevo Cartoon que estrenará a mitad de año; así como Tepeyac: La película, producción que tratará las apariciones de la Virgen de Guadalupe.