abc Radio


Hago películas para el público, no para festivales: Michel Franco

  • Lunes 25 de septiembre de 2017
  • en Gossip

SAN SEBASTIÁN, España.- Feliz de estar por cuarta ocasión en el Festival de Cine de San Sebastián, para presentar ahora Las hijas de Abril, el mexicano Michel Franco aseguró que “yo hago las películas para el público, no para los festivales ni para mí”.

“Prefiero ser un cineasta del público, aunque al final los festivales son público también. Los jurados en los festivales quieren ser conmovidos, quieren sorprenderse por lo que ven, pero eso es lo que yo busco cada que voy al cine”, dijo en entrevista.

Expuso que para elegir los temas de sus películas, “tiene que ser algo que me obsesione, que me preocupe, pero que yo considere que a la gente le va a importar del mismo modo”.

“Tiene que ser una inquietud que sea la semilla para entablar un diálogo con el espectador, que sea relevante para mucha gente”, enfatizó.

El realizador destacó que San Sebastián es uno de sus festivales favoritos, porque cuidan mucho y se preocupan mucho por el cine latino y por lo que hacemos en México.

“Es mi cuarta ocasión aquí, lo festejo mucho, es como una celebración para la película”, refirió.

Tras el primer pase del filme, la víspera, aseguró que la gente ha mostrado interés y consideró el hecho de que Emma Suárez, “esta tremenda actriz española a la que le tienen mucho respeto y admiración”, ha ayudado a ello.

Para Franco, Emma Suárez, quien en esta 65 edición del Festival de Cine de San Sebastián es miembro del jurado de la Sección Oficial, es la mejor actriz de habla hispana en el mundo.

“Yo quería que fuera extranjera, no quería una actriz mexicana porque me interesaba que Abril llegara de lejos, porque la película también trata sobre su ausencia y de hecho, cuando la película arranca, ella no está, y al no haber estado ahí sucedieron muchas cosas”, apuntó.

“Nunca explico dónde estaba Abril, pero me gusta, al ser española, al ser extranjera, que podamos imaginar mucho de su vida y cada espectador rellene eso como prefiera”, abundó.

Afirmó que le interesaba explorar la psicología de una mujer que se niega a aceptar que ya no es tan joven como sus hijas, y entra en una especie de competencia con ellas.

Sobre los elementos cotidianos que suelen estar presentes en sus películas, el cineasta, premiado por filmes como Después de Lucía, Chronic y Las hijas de Abril, señaló que “me gusta mucho construir algo especial a partir de lo cotidiano”.

Resaltó que es importante para él “que el espectador sienta que es parte de esa familia, que los empiece a entender, que vea los detalles, que se sientan reales y como pasa luego, de esa cotidianidad a cosas extremas que los personajes hacen. Es algo que se ve en mis otras películas”.

Respecto a sus nuevos proyectos, Franco aseveró que empieza está a escribir, “es my pronto para saber qué es lo que voy a hacer”.

Sobre la presencia de cine mexicano en festivales, tras varios momentos de auge, anotó que “es difícil mantener el nivel”.

Este año, Franco representó a México en Cannes, en Toronto y ahora en San Sebastián. “Las hijas de Abril ha sido la única película mexicana  si no me equivoco, pero por lo menos hay una, mientras que hay muchos países que pueden pasar sin tener una película en Cannes 20 ó 30 años”, añadió.

Hizo hincapié en que la fuerza del cine mexicano se manifiesta con mucha claridad y bastante continuidad, “y no hay que ir atrás, hay que seguir empujando para que las cosas mejoren para todos ”.

Subrayó que los apoyos gubernamentales que no son un lujo, son una obligación del Estado, tienen que seguir, es algo muy importante. “Lo han hecho muy bien, pero tienen que seguir así”, concluyó.