abc Radio


Molotov grabó su MTV Unplugged en la Ciudad de México

  • Viernes 13 de abril de 2018
  • en Gossip

Chile, Escocia, Estados Unidos, Japón y otras latitudes se conjuntaron durante la grabación del
Desconecte de Molotov
, como parte del MTV Unplugged, mismoque la banda mexicana filmó con un recorrido por sus éxitos que ofrecieron arreglos musicales compuestos por sonidos provenientes de todo el mundo.


Ana Tijoux fue una de las representantes latinas que formó parte de este íntimoconcierto filmado en unos estudios al sur de la Ciudad de México. Con“Dreamers”, la rapera se sumó al grito en defensa de los jóvenes que viven en Estados Unidos y que diariamente corren el riesgo de ser deportados, mismo que además es uno de los dos temas inéditosde este nuevo disco.


Sin grandes bocinas, ni amplificadores, los integrantes de Molotov prefirieron acompañarse de otros instrumentos como unas gaitas escocesas, tambores taikos , provenientes de Japón; una tuba y hasta un serrucho, a cargo del músico mexicano Jaboco Lieberman. En el teclado estuvieron acompañados porMoney Mark, quien fuese miembro del grupo de hip hop Beastie Boys.


Con un escenario que se asemejaba a una mansión adornada con esculturas cubiertas o rayoneadas, similar al arte de su disco
Con todo respeto
, Tito, Micky, Paco y Randy presentaronéxitos como “Here We Kum”, “Lagunas metales” y una versión renovada de “Gimme Tha Power” frente a los más de 500 seguidores que se dieron cita.


Irreverentes, bromistas y un tanto ansiosos, los integrantes interactuaban con el público que les gritaba desde arriba con algunoschistes o respuestas burlonas. Entre corte y corte tocaban sus instrumentos, se molestaban entre sí o se fumaban un cigarro para seguir la filmación que alcanzó las tres horas.


El setlist compuesto por 19 temas dio un recorrido desde sus orígenes con “Mátate Tete”, “Voto Latino”, “Parasito”, “Frijolero”, “Amateur” hasta canciones más recientes como “Oleré y Oleré y Oleré el UHU”.


Aunque no hubo saltos o empujones como se acostumbra en los conciertos de Molotov, el público no dejó de mover la cabeza, las manos y los pies, de levantar el puño o de gritar las canciones de este concierto que cerró con “Marciano” y “Puto”.